EL FENÓMENO DE LA MARGINACIÓN. CAUSAS, EFECTOS Y PROBLEMÁTICA SOCIAL.

Escuchar con webReader
closeEste documento tiene más de 3 años. Busque resultados similares y lea los documentos relacionados

 

1. EL FENÓMENO DE LA MARGINACIÓN.

 

            El fenómeno de la marginación es un hecho social que es difícil delimitar en cuanto a su definición y manifestaciones, pues en él influyen el tiempo y el espacio ; es decir, lo que hoy es marginal mañana puede no serlo y lo que es marginal aquí quizá en otro lugar no lo sea.

            No obstante, existe acuerde entre autores para situar este fenómeno en un contexto espacio-temporal limitado y, a partir de ahí, operativizar dicho concepto y entenderlo como aquella situación que vive un individuo o un colectivo que no tiene acceso a un nivel medio de calidad de vida. Es, pues, el proceso resultante de una estructura social, política y económica que mantiene a un sector o sectores de la población en condiciones marcadamente inferiores al promedio exigido.

            Desde un punto de vista, la marginación sería entendida como algo objetivo, estructural y por tanto externo y ajeno a la voluntad de los sujetos que viven esa situación. Cabría, no obstante, otra interpretación que entendería este fenómeno como algo subjetivo, interno, individual. De esta manera, distinguiríamos entre situación de marginación  y sentimiento de marginación, sin que entre ambos términos tengan que existir relaciones perfectas. Se puede estar marginado sin tener conciencia de ello y a la inversa, se puede tener ese sentimiento sin que existan razones objetivas para ello.

            La clave está en encontrar el nivel medio respecto al que definimos objetivamente una situación como marginal. Para ello, lo más útil es recurrir, en el caso español, a lo que reconoce la Constitución como derechos. De esta manera, las situaciones de marginación serían aquellas en las que falta lo que nuestra Carta Magna garantiza como derechos ; por ejemplo, a la educación, a la igualdad o a un trabajo digno.

           

4. CAUSAS, EFECTOS Y PROBLEMÁTICA SOCIAL.

                    

            a) Causas :

No todos los marginados están sujetos a una misma interpretación. No es la misma marginación la del alcohólico, la del delincuente, la de la madre soltera, etc., aunque todos ellos pueden llevar el calificativo de marginados.

La explicación a esta cuestión sólo puede encontrarse en aquellas causas que explican y determinan un tipo de marginación con respecto a otro ; es decir, se trata de hallar una explicación por la cual tal grupo de marginados se encuentra en la situación de estar al margen de la sociedad en que vive.

Por ello, a través de las diferentes tipologías que a continuación se exponen, se intenta dar una explicación a esta cuestión.

· Marginación alternativa.

Se trata de una auto-marginación o auto-exclusión del sujeto con respecto al grupo social o sociedad más amplia de pertenencia. Por ejemplo los grupos contraculturales como los hippies, algunos grupos anarquistas, etc. Sus fundamentos giran en torno a la construcción de una sociedad distinta, creativa y libre, que en algunos casos llegan a convertirse en verdaderas minorías activas capaces de general influencia para producir un cambio social.

· Marginación evasiva.

La influencia institucionalizada de la organización social llevan a estos grupos a evadirse del sistema imperante, refugiándose en el alcohol u otras drogas, etc., que les ayude a escapar de la propia realidad. Los hospitales psiquiátricos y cárceles están llenos de este tipo de marginados.

· Marginación natural de exclusión.

Las raíces de este tipo de marginación son completamente diferentes a las anteriores. Entre estos marginados se pueden señalar a los enfermos mentales, a los deficientes psíquicos y físicos o a los ancianos. Es decir, la causa de su marginación se encuentra en lo respectivos handicap irreversibles que sufren y por tanto no presentan condiciones, ni físicas ni mentales, para participar activamente en la sociedad en que viven. Muchas veces la marginación que sufren se agrava por las situaciones socio-económicas notablemente degradadas en que se desenvuelven.

· Marginación artificial de exclusión.

Se trata de grupos sociales que no han provocado la marginación que padecen, sino que ésta arranca de conductas y hechos que no son aceptados por el medio social de referencia ; como por ejemplo : madres solteras, homosexuales, emigrantes, etc.

·Marginación cultural.

Se trata, en este caso, de minorías étnicas y raciales. Se da un choque de culturas que comporta una jerarquía de valores distinta.

· Marginación justificativa.

Es la propia de la prostitución y de la delincuencia. Se trata de conductas tipificadas como ilícitas en el Ordenamiento jurídico vigente, y por tanto padecen una doble exclusión, social y legal, al mismo tiempo.

            b) Efectos :

            Los efectos del fenómeno de la marginación son muy variados, éstos son los que se presentan como una evidente realidad.

            Puede afirmarse que en los últimos años, entre las distintas formas marginales de vida, la delincuencia ha tenido una fuerte incidencia en la vida social ya que ha sufrido un crecimiento espectacular. La mayoría de los delitos denunciados son atracos a mano armada a pequeños comercios, farmacias y viandantes, robos con fractura en domicilio y en vehículos, “tirones”, etc., y son cometidos por delincuentes jóvenes que a menudo suplen su falta de experiencia con el recurso de la violencia. La mayor parte son delitos menores, pero su reiteración y su relativamente fácil acompañamiento de agresiones, ha generado una conciencia colectiva de inseguridad, que pide medidas más duras contra la delincuencia o el recurso de las armas.

            La drogodependencia influye, en parte, sobre la delincuencia ; muchos de los delitos menores están asociados al incremento de la drogadicción, y son cometidos a fin de procurarse el dinero necesario para la dosis diaria. Sobre esta delincuencia menor se ha consolidado un entramado de grupos delictivos organizados que controlan la distribución de bienes robados y la distribución de las drogas.

            La prostitución experimenta, de forma progresiva, en Madrid, un notable aumento de quienes, hombres o mujeres, se dedican a ella. No existen datos globales fiables, procediendo la información más contrastada de un sector de la población que es atendido sanitariamente en “Centros Municipales de Salud”. El aumento de quienes se dedican a la prostitución está también ligado al ya aludido aumento de las toxicomanías : numerosos consumidores habituales encuentran en la prostitución la fuente de ingresos para mantener sus niveles de consumo. Desde los lugares donde tradicionalmente se ejerció la prostitución en Madrid, se ha ido extendiendo a otras zonas, y el Ayuntamiento ha debido iniciar en la Zona Centro un programa sanitario específico para una población que tiene un alto grado de deterioro físico y estaba al margen de toda asistencia médica y social.

            Otro efecto que se produce es la mendicidad como forma marginal de vida. La ciudad de Madrid es el principal polo de atracción de mendigos procedentes de otras partes de España y Portugal (en los últimos años, también procedentes del norte de África, si bien parte de ellos se dedican a trabajos precarios y mal remunerados). El aumento de la mendicidad es progresivo, siendo más significativo el incremento en los meses de primavera y verano. La capacidad municipal para atender a mendigos en albergues y comedores es muy limitada. Otros factores que influyen en el fenómeno de la marginación son el desempleo, fundamentalmente juvenil y, el aumento de la población jubilada.

            Cuando s hace referencia a la marginación se suele dirigir la mirada a la periferia de la ciudad. Hoy puede observarse como en algunos barrios antiguos deteriorados de las ciudades, en Madrid por ejemplo, se van acumulando las miserias humanas, los denominados deshechos de la sociedad, los que no cuentan para nadie ; en estos barrios se acumulan personas marginales y “oficios” marginales en continua degradación. Siguen siendo la referencia de la prostitución más barata y más pobre. Se han convertido en el refugio de personas sin medios ordinarios de ganarse la vida. Mendigos, transeúntes, vagabundos, alcohólicos degradados, drogadictos totalmente deshechos, familias desahuciadas de sus viviendas, excarcelados sin familia, jóvenes fugados del reformatorio o de sus casa, inmigrantes extranjeros sin rumbo fijo, traficantes de drogas y de objetos robados, etc.

            c) Problemática Social :

            Tras ese amplio abanico de efectos no deseados y en algún sentido disgregadores, no es posible concluir más que diciendo, que el fenómeno de la marginación es un problema social por cuanto afecta a un conjunto de individuos que viven en sociedad y porque también afecta a la sociedad misma. A ello se le debe añadir que, además, estos fenómenos marginales pueden ser la causa, en algunos supuestos, de la aparición de comportamientos delictivos y del incremento o mantenimiento del sentimiento de inseguridad ciudadana en la población.

            De ahí que los Poderes Públicos, a través de los Ayuntamientos, las Comunidades Autónomas y la Administración Central y las Organizaciones no Gubernamentales, como Cruz Roja y Cáritas, hayan elaborado programas específicos para intentar eliminar las causas de algunos tipos de marginación y conseguir la inserción de muchos de estos colectivos. Sin ir más lejos, en el propio Ayuntamiento de Madrid, dentro del Área de Servicios Sociales, existen programas para la tercera edad, para indigentes, para sujetos con problemas relacionados con el consumo de drogas o programas que gestiona el Ingreso Madrileño de Integración para colectivos en situación de pobreza.

 

         · INMIGRANTES EXTRANJEROS.

 

            España ha sido tradicionalmente un país de emigrantes, pero en los últimos años se observa un cambio notable de las tendencias migratorias de España, principalmente a partir de los años 70. Por un lado se detiene la emigración hacia Europa e incluso se produce el regreso de anteriores emigrantes españoles. Por otro lado, ocurren diversos fenómenos que convierten a España en un país de inmigración :

            * Desde 1973 se endurece la política de inmigración en Europa, por lo que africanos y portugueses eligen España como destino.

            * En el Cono sur Latinoamericano y en Guinea Ecuatorial se imponen regímenes políticos de signo dictatorial provocando un éxodo de la población.

            * En España disminuyen los flujos de población campo-ciudad.

            * La gran afluencia de turistas y una política de definición de fronteras en elaboración, facilita la entrada en España como turistas al 64% de los inmigrantes portugueses y del Tercer Mundo.

            De los extranjeros presentes en España, cabe distinguir tres tipos fundamentales :

            · Inmigrantes asentados ; proceden mayoritariamente del denominado Primer Mundo ; gozan de permiso de trabajo y de residencia y poseen con frecuencia un nivel de vida superior a la media española. Un porcentaje significativo son técnicos y altos cargos de empresas, que acompañan a la penetración de capital extranjero en España. Este tipo de inmigrante disfruta de un nivel de integración, en lo social y en lo económico, que los excluye de ser calificados como grupo marginado.

            · Inmigrantes económicos ; son algo más de la mitad de los extranjeros residentes en España ; provienen casi siempre de países más pobres ; trabajan normalmente en la economía sumergida, y su nivel de vida es muy inferior a la media de los españoles. La mayoría de estos inmigrantes (hay más de 300000 sin la documentación en regla) se hallan en situación ilegal y gran parte de ellos viven condiciones de extrema pobreza. Luchas desesperadamente por sobrevivir, lo que le lleva con frecuencia a soluciones extremas (mendicidad, transeuntismo, delincuencia, prostitución, etc.), por lo que se pueden calificar como grupo marginado.

            Los principales colectivos de inmigración económica proceden de Portugal y antiguas colonias españolas : Norte de Marruecos, Guinea Ecuatorial, Filipinas y América del Sur.

            Madrid, y en segundo lugar Barcelona, son los principales enclaves de inmigración económica (excepción hecha de Ceuta y Melilla, ya que, si realmente se consideran extranjeros a los musulmanes sin carnet de identidad, tales ciudades serían probablemente las de mayor densidad inmigratoria del mundo : 34% de su población).

            En este grupo de inmigrantes económicos se incluyen, en los últimos años, grupos procedentes de los países del este europeo, como es el caso de los polacos que se caracterizan por un mayor nivel de formación académica y profesional, cuyo objetivo es mejorar su calidad de vida.

            · Inmigrantes políticos ; son grupos que proceden generalmente de países de América del Sur, con regímenes políticos dictatoriales o con una inestable situación política. Los motivos de su emigración son fundamentalmente políticos e ideológicos, generalmente son profesionales, estudiantes, obreros especializados, es decir, clase media, y su llegada a España se produce al fracasar el proyecto políticos que defendían.

            Al llegar a España deben solicitar el reconocimiento de asilo o refugio al Ministerio de Justicia. Sus solicitantes tienen derecho a entrar y permanecer en el territorio español e incluso recibir asistencia social y económica mientras se examina su petición.

            En el Estado español las competencias referidas al control de entrada y salida de extranjeros, así como las previstas en la legislación sobre extranjería, refugio y asilo, expulsión e inmigración, corresponden (según el art. 12 de la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad) al Cuerpo Nacional de la Policía. La función de la Policía Municipal es la de cooperar con el Cuerpo Nacional de Policía, según lo previsto en el art. 53 de dicha Ley Orgánica.

            Pueden ser causas de expulsión de un inmigrante extranjero, las siguientes :

1. 1.  No tener permiso de estancia o residencia, o haber caducado los mismo.

2. 2.  Carecer de permiso de trabajo.

3. 3.  Cometer algún delito sancionado con pena superior a un año.

4. 4.  Realizar alguna actividad contraria a los intereses de España.

5. 5.  Ejercer la mendicidad, o carecer de medios de vida.

6. 6.  No comunicar al Ministerio del Interior, cambio de domicilio, nacionalidad y situación laboral.

            En los supuestos 1, 3 y 4 pueden ser detenidos con carácter preventivo.

 

 

Print Friendly

Categoría: Temarios opositores
Categorías
HISTÓRICO
Encuesta pública

¿Cree que la Justicia es independiente?

Ver resultados

Loading ... Loading ...
Más leídos esta semana