Está leyendo...

Temarios opositores

EL MANDO: CONCEPTO. CUALIDADES. RASGOS (INTEGRIDAD, COMPETENCIA, ENERGIA, AUTORIDAD, CONFIANZA EN SI MISMO, INICIATIVA, DECISIÓN …). REGLAS BASICAS PARA EL EJERCICIO DEL MANDO. ACTIVIDADES MAS CARACTERÍSTICAS DEL MANDO.

Escuchar con webReader
closeEsta entrada tiene más de 3 años. Recomendamos que use el buscador y lea los documentos relacionados >>

 

EL MANDO: CONCEPTO

 

            Mando es la autoridad que tiene un hombre sobre los otros. Al que ejerce el mando se le llama dirigente… jefe es la persona que, por una parte ejerce la mayor influencia sobre el grupo y, por otra, es designada para mandar un grupo.

 

            Definimos la dirección como “un proceso dinámico de actuación de una persona (dirigente) sobre otra u otras (dirigidas o grupo humano) con objeto de guiar su comportamiento hacia una meta u objetivo determinado, a través de la prioridad de decisión que le concede su posición de poder”.

 

            Un mando debe ser una persona capaz de tomar decisiones, de asumir responsabilidades, perfectamente informado de su cometido y con capacidades suficientes. Cualquier persona con unas capacidades mínimas puede llegar a ser un buen mando, ya que es cuestión de aprendizaje y de esfuerzo.

           

CUALIDADES. RASGOS

 

            Algunas de las cualidades que parece aconsejable que un mando posea, entre otras son:

1.       Previsión, capacidad de anticiparse a los acontecimientos.

2.       Dominio de las técnicas necesarias para alcanzar sus objetivos.

3.       Estabilidad emocional.

4.       Capacidad de adaptación al grupo.

5.       Eficacia, debe adecuar los medios para alcanzar los objetivos programados.

6.       Dinamismo.

7.       Sociabilidad.

8.       Capacidad de confiar en los demás.

9.       Autocontrol.

10.    Fomento de la cooperación.

11.    prudencia en la toma de decisiones.

12.    Sentido de la responsabilidad.

13.    Lealtad al superior.

14.    Equidad.

 

REGLAS BASICAS PARA EL EJERCICIO DEL MANDO

 

            Las reglas básicas para el ejercicio del mando podrían sintetizarse en las siguientes:

1.       Prepararse técnica y tácticamente: estar capacitado para mantener la unidad.

2.       Conocerse a si mismo y perfeccionarse; no se puede llegar a ser un buen profesional si no se llegan a conocer las posibilidades y limitaciones de uno mismo.

3.       Conocer a sus subordinados.

4.       informar leal y verazmente a sus subordinados; el mantener a un hombre informado fomenta la iniciativa y aumenta la motivación.

5.       Dar siempre buen ejemplo. Además, el jefe debe compartir las dificultades y peligros con sus subordinados.

6.       Asegurarse de que la orden haya sido comprendida, controlada y cumplida. Es muy importante para l mando saber elegir a la persona adecuada para hacer cumplir las órdenes determinadas. La orden debe darse en forma clara, precisa y concreta, y debe vigilarse su cumplimiento.

7.       Formar a sus subordinados para el trabajo en equipo.

8.       Ejercitarse en la toma de decisiones. Significa elegir entre varias soluciones posibles aquella que parezca más conveniente y tenga mayor probabilidad de éxito.

9.       Inculcar sentido de la responsabilidad entre los subordinados. Con ello se consigue una colaboración seria y sincera.

10.    Impartir los cometidos según las aptitudes y personalidad.

 

ACTIVIDADES MAS CARACTERÍSTICAS DEL MANDO

 

1.       Planificación.- Establecimiento de objetivos y los caminos para lograrlos. Debe hacerse con la suficiente flexibilidad para que ésta sea capaz de adaptarse con el tiempo conforme cambia el entorno, siendo este ajuste necesario si se quiere llevar a cabo una planificación eficaz.

A la hora de planificar debemos de distinguir entre objetivo primario o final y objetivo secundario o intermedio; es decir, para la consecución de un objetivo global, es necesaria la consecución de los distintos objetivos o pasos intermedios previos, encaminados hacia un mismo fin. Estos pasos intermedios deberán ser controlados, comprobando su efectividad en relación con el objetivo final. Por supuesto esta planificación debería también prever posibles problemas u obstáculos que hagan peligrar la consecución satisfactoria del objetivo primario.

El proceso de planificación tiene que tener en cuenta los siguientes elementos: objetivos, medios para lograrlos y alternativas posibles.

1.       Establecer los objetivos y prioridades.

2.       Análisis de la situación presente.

3.       Determinación de una estrategia para identificar los elementos que faciliten el logro de los objetivos y también prever las oportunidades y amenazas del entorno.

4.       Determinación y descripción de los planes de acción.

 

1.       Organización.- Una vez conocidos los objetivos primarios y secundarios, dividir el trabajo, asignar las responsabilidades y coordinar los recursos necesarios. En esta fase tiene por tanto lugar, la distribución del programa a seguir en áreas de actuación y la delegación de dichas áreas de actuación. Es en esta fase cuando las personas que ejercen el mando combinan los recursos materiales y humanos para proyectar la estructura formal de tareas  de autoridad.

 

1.       Detallar el trabajo a realizar.

2.       Dividir el trabajo en tareas que deberá ser realizadas por una persona o un equipo.

3.       Combinar esas tareas de forma lógica y eficiente.

4.       Coordinar las distintas tareas para que el trabajo de los individuos o grupos se integre en un proyecto común.

5.       Seguimiento, reevaluación de la eficacia y reorganización con el fin de adaptar el proyecto a nuevas situaciones y variaciones de contexto.

 

6.       Ejecución.- Guiar y motivar a los dirigidos para que realicen las tareas asignadas en el estadio anterior. La dirección de las distintas actuaciones debe realizarse siempre de acuerdo con una política establecida y una programación clara. Esta fase requiere la toma de decisiones en cuanto a la ejecución de los distintos pasos u objetivos intermedios, los cuales deben se llevados  a cabo en el contexto general del programa (coordinación).

Técnicas de dirección: Dentro de las técnicas de dirección, deben de tenerse en cuenta  múltiples aspectos entre los que podríamos destacar los siguientes:

7.       Factor tiempo.- La planificación y ordenación del tiempo para evitar la acumulación excesiva de trabajo de trabajo distribuyendo las tareas  de forma racional.

8.       Selección de tareas.- El Mando debe de clasificar las tareas  en delegables y no-delegables, si no están ya previamente asignadas mediante reglamentos.

9.       Utilización de los medios.-  Este aspecto ahorrará esfuerzo y tiempo al grupo humano en la realización de cualquier proyecto o actividad concreta.

10.    Comunicación con los subordinados.- Siendo el equipo humano, el medio más eficaz del que dispone el Mando, la correcta coordinación y organización de este equipo es un elemento esencial  para el buen funcionamiento de la organización. Así pues el Mando debe saber escuchar a los subordinados y conocer el trabajo que éstos realizan, debe evitar la excesiva generalización a la hora de describir las  tareas a sus subordinados y la poca claridad en la fijación de los plazos y las fechas, no demostrar favoritismos, no alardear ante los subordinados, fomentar las iniciativas de los demás, estar dispuesto a aprender de los demás, demostrar confianza y delegar funciones.

11.    Control.- El mando debe de controlar los resultados obtenidos de forma periódica con el fin de poder contrastar los distintos logros con las expectativas iniciales y comprobar si los resultados son los esperados. El control de los resultados deberá de realizarse de forma periódica contrastando los distintos logros con las expectativas iniciales y así poder comprobar si los resultados son los esperados. El proceso del control se basa en un continuo análisis de las desviaciones y la toma de acciones correctoras o pertinentes, provocando así un proceso de retroalimentación o “feedback” positivo o negativo.

Las etapas del proceso de control son:

12.    Medir y comparar la situación actual con la situación planteada u objetivos, para poder obtener las desviaciones producidas.

13.    Evaluar si las desviaciones son relevantes o significativas, debiendo de tenerse en cuenta el grado de repercusión de dichas desviaciones.

14.    Evaluar las causas de las desviaciones significativas. Estas causas pueden deberse al entorno, a causas internas o a causas aleatorias.

15.    Adoptar las medidas correctoras adecuadas bien sea mediante la revisión del plan inicial o mediante la revisión de los esfuerzos humanos internos si se detecta ineficiencia o mal uso de los recursos disponibles. Si la causa hubiere sido aleatoria, no será necesaria ninguna medida correctora.

 

 


Print Friendly


Leyendo ahora Hay aquí 5 lectores online



Subir documentos

    ----------------------------------------------

    Categorías

    Documentos

    —————————————————-

    Encuesta pública

    ¿Qué le parece que gobierne el partido más votado?

    Ver resultados

    Loading ... Loading ...

    Documentos recomendados