ACTUACIONES BASICAS ANTE EMERGENCIAS: EVALUACIONES DEL INDICE DE RIESGO. EVALUCACION DE LAS VICTIMAS. ACTUACIONES ANTE ACCIDENTES DE TRÁFICO. AHOGAMIENTOS. ELECTROCUCIONES.

ACTUACIONES BASICAS ANTE EMERGENCIAS: EVALUCACIONES DEL INDICE DE RIESGO.

La LFCS incluye entre las funciones de las FFCC de seguridad la prestación de auxilio en los casos de accidente, catástrofe o calamidad pública.

Llamada de socorro. Debe producirse siempre que nos encontremos ante una situación de emergencia que no podamos resolver con los medios con los que contamos. El aviso de socorro se comunicara de forma calmada dando datos claros y precisos.

Evaluación del índice de riesgo. La elaboración de un plan de emergencia, exige la descripción previa del riesgo y sus análisis. Partiendo del índice de probabilidades (IP) y del índice de daños (ID) se obtiene el índice de riesgo como resultado de su producto, variando con relación los siguientes valores:

IP = 0 – Inexistente.
IP = 2 – Es la primera vez.
IP = 3 – Se produce una vez cada varios años
IP = 4 – Se produce una vez o mas al año

Por otra parte el ID puede ser:

ID = 0 – Sin daños
ID = 1 – Con resultado de pequeños daños materiales.
ID = 2 – Pequeños daños materiales con la lesion de alguna persona
ID = 5 – Grandes daños materiales y numerosos heridos.
ID = 10- Grandes daños materiales y victimas mortales.

Catástrofes. Es un riesgo que puede afectar a una comunidad de personas o de bienes y que exige intervención coordinada de todos los recursos de las respectivas administraciones. Se combate con la prevención, con planes de actuación para cada caso y con la coordinación de los diversos medios que deben intervenir en la emergencia.

Calamidad publica. Es una catástrofe extraordinaria que afecta a extensas zonas geográficas de un país y que exige la adopción de medidas rigurosas para contener su propagación, socorrer a los afectados y proceder a la reparación de los daños causados. Se combate con movilizaciones obligatorias, evacuaciones, refugios, requisa de medios… etc.

EVALUACION DE LAS VICTIMAS.

Antes de proceder a la movilización de una victima debe efectuarse una rápida evaluación, analizando aspectos tales como la consciencia, la respiración, el pulso y las hemorragias.

Consciencia. Si el herido esta inconsciente debemos comprobar rápidamente si respira, mientras que si esta consciente deberemos formularle preguntas con la finalidad de hacer una primera valoración de su estado.

Respiración. Se comprobara que la victima respire, ya sea visualizando los movimientos de su tórax o escuchando el ruido de su respiración, cuando la victima respire se colocara en posición de seguridad y se buscaran señales de insuficiencia respiratoria. Ante una victima inconsciente debemos evitar que la lengua obstruya las vías respiratorias, o que estas se encuentras obstruidas por cualquier objeto o cuerpo extraño.

Pulso. Para la valoración inicial de la circulación sanguínea de una victima, se comprobara el pulso carotideo, solo en caso de lesiones en el cuello que se utilizara el pulso femoral. La ausencia de pulso implica paro cardiaco, por lo que se procederá de inmediato a una reanimación combinando ventilación artificial con masajes cardiacos teniendo en cuenta:

– Que la victima debe estar sobre una superficie rígida.
– Antes de comenzar deben de detenerse las hemorragias internas
– Aunque exista recuperación cardiaca, la victima puede seguir precisando respiración artificial.

Hemorragias. Debemos tener en cuenta que la perdida importante de sangre puede ocasionar un sock siendo señales que sugieran su oposición, el sudor frío, la palidez, el pulso rápido y débil, la respiración rápida, la inquietud etc.…

Ante una hemorragia externa la primera medida es aplicar compresión directa, ejerciendo presión manual sobre un apósito colocado encima de la herida, siendo conveniente elevar los miembros inferiores. La aplicación de torniquetes solo se realizara en casos extremos y cuando no resulte efectiva la compresión directa.

ACTUACIONES SOBRE ACCIDENTES DE TRÁFICO.

En la práctica policial esta actuación se debe dividir en 3 apartados diferentes:

1. Actuaciones a realizar al tener conocimiento de un accidente de trafico:

La fuerza actuante deberá de informarse de quien llama y obtener todos los datos que nos puedan facilitar, al tiempo que se avisan a los facultativos médicos. Las FFCC de seguridad al desplazarse al lugar de los hechos deben tener en cuenta:

– La gravedad del accidente
– El volumen del trafico
– La hora del día en que ocurrió
– La conducción de los vehículos de emergencias llegando con rapidez y circulando con seguridad, sin crear riesgos innecesarios.

2. Actuaciones al llegar al lugar de los hechos:

Los agentes actuantes deberán tener en cuenta los siguientes factores:

– Fuego. En caso de incendio hay que procurar apagarlo lo antes posible, a no ser que asistan personas atrapadas dentro de los vehículos que en este caso su rescate será prioritario, tomando las precauciones necesarias.

– Señalización del accidente. Se deberá señalizar debidamente para que los vehículos que se aproximen puedan advertirlo con antelación suficiente, así mismo los agentes actuantes deberán:

– Estar atentos a posibles hurtos o robos.
– Recoger todos los datos necesarios e identificando a las personas relacionadas con el mismo.
– En caso de personas fallecidas, hay que evitar que sean tocadas o desplazadas, avisando inmediatamente al juzgado de guardia.

3. Actuaciones a realizar después de salir del lugar del accidente:

Antes de abandonar el lugar del accidente se deberá comprobar:

– Que los vehículos implicados hayan sido retirados quedando totalmente reestablecida la circulación.
– Que la parte de la vía donde ocurrió el accidente quede totalmente limpia y exenta de objetos.
– A parte de confeccionar el correspondiente atestado, se debe avisar en la medida de lo posible a amigos y familiares de las personas heridas o fallecidas.

ACTUACIONES EN AHOGAMIENTOS:

Se deberá tener en cuenta:

1. Evaluación de la situación:

– Si no sabemos nada, no intentemos hacer nosotros el rescate.
– Después de hacer una 1º valoración de la victima, si fuera necesario se iniciara la respiración artificial dentro del agua.
– Una vez fuera del agua realizar una nueva valoración y si fuese preciso realizar reanimación cardiaca – pulmonar. (RCP)
– Proteger a la victima de la hipotermia abrigándola.
– Si la victima reestableciera la respiración colocarla en posición de recuperación.

2. Solicitar socorro:

Deberá de hacerse modo preciso y breve, indicando lugar concreto, numero de victimas y datos de la evaluación básica de los mismos.

ACTUACIONES ANTE ELECTROCUCIONES.

Primeramente debemos cortar el fluido eléctrico para evitar males mayores. En caso de no ser así nos colocaremos sobre una superficie aislante y seca, desde la cual y empleando un instrumento aislante intentaremos retirar a la victima del contacto con la fuente de electricidad.

Una vez que la victima y nosotros nos encontremos en lugar seguro procederemos a la evaluación básica, iniciando si fuese preciso las maniobras de reanimación o de prevención de sock. Si sus ropas están ardiendo solo se usara agua para apagar el fuego si no hay peligro de electrocutación. Si la victima presenta quemaduras graves nunca debemos quitárselas ni administrarle bebidas por vía oral, el tratamiento de las quemaduras se hará aplicando una solución antiséptica o simplemente agua y cubriéndolas con un pañuelo o servilleta limpia.

Por ultimo se solicitara socorro.

*Disponible para consultas el Diccionario jurídico