LA POLICÍA COMUNITARIA: LA POLICÍA DE BARRIO. LA PREVENCIÓN POLICIAL

 

LA POLICIA COMUNITARIA.

 

Una policía basada en los principios de la policía comunitaria presenta imnumerables ventajas.  El problema en el que se espera que intervenga el policía viene definido por la propia sociedad en la que presta sus servicios profesionales el policía.  Esa participación social debe garantizar también el adecuado control de la manera en que se realiza la actividad Policía.  La descentralización de las organizaciones policiales, la implicación en el territorio, las patrullas a pie, los medios técnicos adecuados, la formación, son instrumentos básicos que afectan a la seguridad ciudadana y a la calidad de vida de la población.  Es en suma un nuevo estilo de hacer policía.

 

LA POLICIA DE BARRIO.  CONCEPTO.  OBJETIVOS. ORGANIZACION Y FUNCIONAMIENTO.

 

La Policía de Barrio es un grupo humano de agentes de la Policía Local, el cual funciona bajo dos premisas fundamentales:

– por un lado la plena integración en la comunidad – la participaci6n del agente en la definición de su trabajo.

Evidentemente, toda esa labor precisa del soporte de otras unidades que faciliten y desarrollen lo que este policía efectúa.

 

La Policía de barrio debe ser la responsable de la detección de los problemas a través de su integración en la sociedad; propuesta de alternativas y seguimiento de resultados, de todo aquello que dentro de sus competencias afecte a la calidad de vida de los habitantes de la zona asignada.  Para ello lo primordial es la motivación del agente ya que su labor no es alcanzar cifras estadísticas que permitan cuantificar su trabajo y plasmado en gráficos ya que su presencia no va referida a número de detenciones, multas impuestas, etc. sino más bien a menor índice delincuencial, mayor seguridad en las vías públicas, en general una mayor sensación de seguridad por parte de los ciudadanos.

 

La idea de la formación del Policía de banco surgió por una serie de factores que evidenciaban la necesidad de dar un giro a los clásicos modelos de actuación policial.

Los Policías de Barrio son los representantes de una organización integrada en el contexto social de la Policía Local y la permanente respuesta a las demandas de los ciudadanos.

 

Un sistema de trabajo capaz de tener una visión actualizada de los grandes y de los pequeños problemas, todo ello es posible a través del conocimiento y seguimiento de los grandes y pequeños problemas, solo es posible a través del conocimiento y seguimiento de los conflictos que diariamente se manifiestan en la comunidad vecinal.

 

Es un estilo de trabajo basado en la integración de los agentes en el tejido social.  Ello convierte al agente en gestor-mediador para la aportación de soluciones adaptadas a cada uno de los problemas planteados por la comunidad.

La Policía de Barrio está basada en una filosofía eminentemente preventiva y, por tanto, prima en ella el trato directo con los vecinos, el auxilio, la ayuda directa, la integración en el seno de la vecindad donde va a desarrollar su labor.

 

OBJETIVOS.

 

El objetivo primordial es el de desarrollar un sistema operativo que permita una mayor cobertura territorial, un mecanismo que logre un mayor acercamiento al ciudadano promoviendo el acceso a los diferentes recursos municipales, y dar una respuesta rápida y eficaz a las diferentes demandas de los ciudadanos:

 

          Intentar aportar respuestas satisfactorias a todos los problemas de índole social surgidos del vecindario.

 

          Lograr la mejora de la calidad de vida en todo el entorno del barrio o zona donde el policía presta su servicio.

 

          Actuar de mediador en los conflictos privados.

 

          Conocer y darse a conocer.

 

          Ser fuente de información.

 

ORGANIZACION Y FUNCIONAMIENTO.

 

El servicio de Policía de Barrio está formado por un grupo de agentes cuyo ámbito de actuación coincide con una zona previamente delimitada y que tenga un perímetro que permita su recorrido a pié (unos 2 kms.).

 

Se delimita por zonas y dentro de estas zonas por sectores.  Cada sector es cubierto por un agente, tanto en horado de mañana como de tarde.

 

El servicio se presta generalmente a pié y a nivel individual, no obstante hay servicios y sectores que requieren la presencia de dos agentes.

 

La patrulla se efectúa de acuerdo con una planificación previamente establecida y el cumplimiento de la normativa vigente y de la convivencia ciudadana en su sector (conflictos vecinales, conductas asociases, infracciones, prevención de la delincuencia, etc,),

 

El contacto directo con el ciudadano convierte al policía de barrio en el canal principal de recogida de datos, información, asesoramiento e intervención municipal en su sector o zona de demarcación.

 

La capacidad de una rápida, fluida y espontánea comunicación entre el agente y el ciudadano es decisiva para lograr una eficaz labor en el sector.  Esta comunicación permite intervenir ‘como dinamizadores de la comunidad, integrándose en el tejido social, coordinando los diferentes recursos para la resolución de los diversos conflictos del barrio.

 

 

PREVENCION POLICIAL.  CONCEPTO Y TECNICAS.

 

La persecución de delincuente era el objetivo de la Policía.  Hoy, sin embargo, la criminología moderna reconoce la importancia fundamental de la situación en el desarrollo de los delitos.  El delito se producía cuando desde esta perspectiva situacionalista, cuando confluyen el posible delincuente, la víctima u objetivo apropiado y el entorno adecuado.

 

La eficacia de la policía en la lucha contra el delito, implica pues, que se preste la máxima atención, no solo al presunto delincuente, sino también a las víctimas o blancos potenciales, así como al entorno social, ambiental y de todo tipo en el que éste se pueda producir.  La prevención policial adquiere en este contexto un valor fundamental.

 

La prevención situacional sería una aproximación global e integrada a la prevención de la inseguridad, basada metodológicamente en los siguientes aspectos:

 

          Prioridad a las zonas de la ciudad o los bancos potencialmente más problemáticos, como son los espacios abiertos, zonas de ocio, jardines, etc.

 

          Potenciación de la interrelación plena entre el sector público y especialmente la policía, el sector privado tanto comercial como no comercial, las asociaciones de todo tipo y los ciudadanos en general.

 

          Adopción de una perspectiva global que aborde los aspectos sociales, políticos, económicos, educativos y técnicos de la zona en conflicto.

 

En un sistema social bien cohesionado el aparato de control social informal es el principal método de regulación del comportamiento individual para poder convivir en sociedad.  El control formal coactivo, con sus pasiones, el uso de la fuerza y régimen sancionador de todo tipo, solo se trata de un último recurso cuando el sistema informal falla.  La policía sigue pues constituyendo una parte importante del aparato de control social coactivo y penal, pero la prevención, la mediación, la potenciación de la integración social, son instrumentos mucho más importantes que la propia represión.

 

El recurso a la legislación administrativa es cada vez más importante en el seno de la policía, pero aún así la principal herramienta del Policía sigue siendo el sentido común.  Según algunos teóricos del derecho, si la policía debe limitarse a hacer cumplir la Ley, su poder discrecional es inoperante pues la Ley ya indica cuando y como debe actuar un policía, sin embargo la demanda social exige de la policía soluciones concretas a sus problemas y la sola aplicación de la Ley no proporciona siempre mecanismos para abordar esos Problemas.

 

*Disponible para consultas el Diccionario jurídico