Informe sobre metanfetamina

¿Qué es la metanfetamina?

Es un estimulante sumamente adictivo que afecta el sistema nervioso causando serios problemas de salud. En la calle se le conoce como “meth”, “cristal” o “crystal meth”.

¿Cómo se usa?


Es un polvo blanco, inodoro, de sabor amargo que se disuelve fácilmente en alcohol o en agua. Existe en muchas formas y se puede fumar, inhalar, ingerir o inyectar.

¿Dónde se fabrica?

Dos tercios del suministro de la metanfetamina en los Estados Unidos, provienen de sofisticados laboratorios en México y en el Sur de California. Es controlado y traficado por el crimen organizado y las pandillas callejeras. El otro tercio de la metanfetamina, se fabrica en laboratorios domésticos que se arman en sótanos, cocinas, garajes, graneros, edificios vacíos, campamentos, hoteles, moteles e incluso, en la valija de los autos.

¿Cómo se fabrica?


La fórmula para sintetizar la metanfetamina es bien simple y se puede encontrar en el Internet. Puede elaborarse en menos de 8 horas, usando utensilios de cocina que se pueden desarmar y guardar rápidamente, para no ser detectados. Para hacer la metanfetamina se usan ingredientes y medicamentos comunes y corrientes que se pueden conseguir sin receta médica, como por ejemplo, las medicinas contra el resfrío que contienen efedrina o seudo-efedrina, fósforo rojo, ácido clorhídrico, amoníaco anhidro, ácido sulfúrico, litio, lejía, parafina y freón. Los humos, los vapores y los residuos que se desprenden de la preparación de la metanfetamina pueden ser tóxicos, explosivos, nocivos y extremadamente dañinos para el ser humano y el medio ambiente.

¿Cuáles son sus efectos a corto plazo?

Después de fumar o inyectarse la metanfetamina el individuo entra en una intensa sensación eufórica de “arrebato” o “fogonazo” (conocida como “rush” o “flash”) que sólo dura unos minutos y que aseguran es enormemente placentera. En cambio, cuando la metanfetamina se toma o inhala produce una sensación de elevación (high) pero no como la del “arrebato”. Típicamente, después de la euforia inicial vienen otras reacciones de extremada agitación que – en algunos individuos – pueden provocar comportamientos violentos. Otros posibles efectos inmediatos incluyen una prolongada sensación de estado de alerta e insomnio, pérdida del apetito, irritabilidad/agresión, ansiedad, nerviosismo, convulsiones y ataque al corazón.

¿Cuáles son sus efectos a largo plazo?

La metanfetamina es adictiva y su uso puede desarrollar una rápida tolerancia lo que lleva a aumentar la dosis y usarla más a menudo. En algunos casos, el individuo deja de comer y dormir y siente un intenso “antojo” por la droga, aumentando así, el uso desenfrenado de la metanfetamina (“binging”). Los usuarios pueden pasar varios días inyectándose hasta que se les acaba la droga o quedan tan confundidos y desorientados que no pueden continuar.

405 Lexington Avenue, Suite 1601 | New York, NY 10174 | Tel. 212-922-1560 | drugfree.org/meth




Contenido

*Disponible para consultas el Diccionario jurídico