Grafología: Concepto, Historia y Aplicaciones.

 

 

La Grafología es la  ciencia que estudia al hombre a través del grafismo, aún conservando cierta independencia tiene nexos interdisciplinarios especialmente con la psicología, la caracterología, el psicoanálisis, la criminalística, la criminología   y la medicina.

 

Nos permite evaluar características de diferentes áreas de la personalidad, por ej. INTELECTUAL (atención, criterio, inteligencia, memoria, etc.), EJECUTIVA  (capacidad de planificación y dirección, responsabilidad, vitalidad, resistencia, velocidad en la ejecución, etc.) y SOCIAL (estabilidad, confiabilidad, adaptación, comunicación, etc.).

La Grafopsicología estudia  la personalidad del individuo mediante la grafía y abarca desde las tipologías caracterológicas, psicoanalíticas, probables patologías mentales, la etapa infantil y evolutiva.

La Grafología Judicial ó Forense comprende el  análisis de características de valor criminalístico y criminológico, así se realizan Pericias Grafológicas a fin de esclarecer causas judiciales.

La Grafología aplicada al área de RRHH) colabora en la selección de personal  y valoración de cargos, liderazgo, promoción, etc., incluso antes que la Grafología fuese considerada seriamente por las Universidades del mundo  ya se le había  concedido la importancia que no han podido alcanzar otros medios de selección.

La Grafometría intenta aplicar la estadística a las valoraciones de los signos  para obtener una objetividad técnica en las clasificaciones y también  una utilización informática.

Respecto a la Grafología Emocional, sin ser una especialidad pura de la Grafología  pues no depende tanto de la escritura como de lo escrito, podemos decir que  nos permite detectar emociones por el contenido de lo escrito.

Ahora bien, por qué afirmamos que la Grafología es una ciencia?,  porque cumple con los 3 requisitos necesarios para que una materia sea considerada como tal:

–         Delimitar la materia en sí, su campo de acción (el grafismo).

–         El objeto de su conocimiento (el estudio del hombre)

–         Que pueda ser objeto de tratamiento científico (la identificación de las manifestaciones gráficas con sus contenidos se realizan partiendo de criterios rigurosos al margen de expresiones intuitivas y más allá de la observación directa).

Así, la grafología es una ciencia puesto que es un conjunto de  conocimientos  sistemáticos obtenidos a partir de una metodología rigurosa ó sea científica.

La escritura es un acto neurofisiológico y psíquico que permite la representación de palabras e ideas a través de símbolos gráficos, éstos constituyen una línea formal (onda gráfica) que tiene como base el trazo y éste en su desarrollo por las distintas dimensiones: la horizontalidad, verticalidad, profundidad y velocidad, va trazando las curvas y las rectas, los perfiles y los plenos, etc.-

Decimos que la escritura es un acto neurofisiológico porque nace de la actividad neuronal que se inicia en los lóbulos centrales (centro de elaboración psíquica) y occipitales (imágenes visuales) se dirige hacia el tálamo e hipotálamo (centro de coordinación de la mímica) y llega hasta la médula.

Ésta transmite  la orden de escribir a los músculos de antebrazo, brazo, codo, muñeca, mano y dedos que con movimientos de extensión (arriba), flexión (abajo), abducción (derecha), aducción (izquierda) y rotación ejecutan los distintos grafismos.

En la psiquis se produce la actividad mental, creadora y  ésta se expresa por medio de fuerzas conscientes e inconscientes, estas dos fuerzas se plasman en la escritura, siendo esta la condensación de gestos físicos voluntarios que mediante un proceso semiinconsciente de aprendizaje, que se interioriza, se va automatizando, y personalizando debido a una serie de condicionamientos biológicos, y a la suma de experiencias socio-culturales, convirtiéndose en una manifestación motriz de la psiquis y de la personalidad que por trasposición simbólica es susceptible de ser analizada desde el punto de vista psicofísico.

En los textos clásicos ya aparecen referencias a la escritura y su relación con la personalidad, Aristóteles afirmaba:   “Es previsible que mediante la escritura se pueda detectar el carácter”.

Las primeras obras de contenido pre-grafológico surgen en su mayoría durante la Edad Moderna en distintos estados europeos (España, Suiza, Francia, Alemania, Austria).

A finales del siglo XIX  se inicia un nuevo período para la Grafología, pues ésta será elevada a la categoría de ciencia de la mano de diversos autores (MICHON, CREPIEX-JAMIN, KLAGES, PULVER, MORETTI, entre otros).

Por último, entre las aplicaciones de la Grafología podemos mencionar la Grafología infantil (aplicable a niños a partir de sus primeros garabatos),  también podemos utilizarla en Orientación vocacional, en Grafoterapia (reeducación del gesto gráfico a fin de corregir  aspectos negativos del carácter y autoestima), colaborando  con el profesional médico y /o psicólogo   en el seguimiento de los pacientes (es fundamental aclarar que el grafólogo nunca puede diagnosticar sino sólo indicar tendencias  de probables patologías psicofísicas).


BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA: DIVERSAS OBRAS DE AUGUSTO VELS Y BOLETINES DE LA AGRUPACIÓN DE GRAFOANALISTAS  CONSULTIVOS (BARCELONA, ESPAÑA).


Por Mabel C. Cordasco  – Grafoanalista – Perito Grafólogo

Contenido

*Disponible para consultas el Diccionario jurídico