Los derivados cocainicos

tabla

FABRICACION

La producción de la cocaína es sencilla y los pasos a seguir están bien definidos: básicamente se transforman las hojas de coca en pasta de cocaína y después, ésta en clorhidrato.

La elaboración de cocaína es posible con el auxilio de unas sustancias químicas, llamadas precursores, entre las que se encuentran el éter, ácido sulfúrico, gasolina, etc.

Según el proceso de elaboración y las sustancias empleadas se obtendrán diferentes modalidades de derivados: pastas de coca o basuca, clorhidrato de cocaína, base libre y “crack”.

Pasta de Coca.

Tras macerar en agua las hojas de coca, éstas se tratan con determinados productos (sobre todo solventes: parafina, bencina, y ácido sulfúrico) obteniéndose de esta manera la “cocaína cruda”, también llamada pasta de coca, “pitillo” en Bolivia, “baserolo” en Ecuador, “basuca” en Colombia y en España, etc.

CLORHIDRATO DE COCAINA.

Es la comúnmente denominada cocaína. Es la forma casi exclusiva con que llega a Europa. Se presenta en forma de polvo cristalino blanco, que se utiliza, de forma esnifada, o en inyección intravenosa. No se puede fumar ya que gran parte de la droga se destruye a temperaturas altas.

Su pureza oscila entre el 25 y el 80%. Suele estar adulterada con otros productos químicos ( lidocaína, fenciclidina, cafeína, etc

COCAINA BASE LIBRE.

También denominada “base libre”. Su pureza suele ser elevada. Se usa fumada, al igual que el crack. Se presenta como polvo blanco. Difiere, como se expresa en el gráfico, por su forma de extracción. No está muy extendido su uso.

CRACK.

Su nombre deriva del sonido que se produce cuando la sustancia es sometida a un proceso de calentamiento.

El crack deriva por tanto del clorhidrato de cocaína, cuando se le somete a la acción , entre otros elementos, del bicarbonato sódico.

Se fuma pulverizado, y mezclado generalmente con otras sustancias, como el tabaco o marihuana. Su pureza suele oscilar entre el 50 y el 100%. Puede aparecer en diversas formas: gránulos blancos, como trozos de mármol, que se convierten en polvo al apretarlo entre los dedos. Es una de las formas de consumo de cocaína mas adictivas y peligrosas. Su uso se halla extendido en Estados Unidos.

Formas y vías de administración

• Masticación de hojas de coca
Es la forma más antigua de uso y abuso de la cocaína, y actualmente utilizada en algunas zonas rurales de Sudamérica. Se mastica junto con cal viva o cenizas para facilitar la liberación de la cocaína.

• Pasta de coca “fumada”
La pasta de coca es un producto intermedio en la fabricación del clorhidrato de cocaína, que contiene alrededor del 50% de sulfato de cocaína y otros alcaloides y contaminantes como el queroseno y el ácido sulfúrico provenientes del refinamiento. La pasta se coloca dentro de los cigarrillos de marihuana o tabaco y luego se fuma.

• Clorhidrato de cocaína “esnifada”
Luego de refinada la pasta de coca, se obtiene el clorhidrato de cocaína, un polvo cristalino de color blanco denominado “nieve”, de fácil absorción por las mucosas del organismo. Su uso se lleva a cavo al extender el polvo en líneas sobre una superficie lisa y aspirar por la nariz (esnifar), generalmente a través de un papel enrollado.

• Clorhidrato de cocaína “intravenosa”
Como consecuencia de su rápida entrada al torrente sanguíneo y su llegada al cerebro posee un altísimo poder adictivo. Representa además un directo aliado de enfermedades, como la Hepatitis B o la infección por HIV que provoca el SIDA.

• Cocaína “base libre” o Crack
El polvo blanco se disuelve en agua destilada y se añade una sustancia alcalina, por ejemplo bicarbonato sódico; se produce así la precipitación de cristales de clorhidrato de cocaína. El nombre de Crack fue dado por el ruido que realizan los cristales al calentarlos para fumarlos a través de una “pipa de agua”.

EFECTOS

INMEDIATOS

Dosis moderadas de cocaína producen:

Ausencia de fatiga, de sueño y de hambre.
Exaltación del estado de ánimo.
Mayor seguridad en sí mismo.
Prepotencia: disminuyen las inhibiciones y el individuo suele percibírse como una persona sumamente competente y capaz.
Aceleración del ritmo cardiaco y aumento de la presión arterial.
Aumento de la temperatura corporal y la sudoración.
Reacción general de euforia e intenso bienestar.
Anestésico local.
Cuando el uso es ocasional puede incrementar el deseo sexual y demorar la eyaculación, pero también puede dificultar la erección.
Con dosis altas, los efectos son:

Ansiedad intensa y agresividad.
Ilusiones y alucinaciones.
Temblores y movim¡entos convulsivos.
La sensación de bienestar inicial suele ir seguida por una bajada caracterizada por cansancio, apatía, irritabilidad y conducta impulsiva

A LARGO PLAZO

Complicaciones psiquiátricas: irritabilidad, crisis de ansiedad, disminución de la memoria y de la capacidad de concentración. Mención especial merece la llamada “psicosis cocaínica”; consiste en un brote de ideas paranoides que llevan a la persona a un estado de confusión, pudiendo producir verdaderas crisis de pánico, cuadros alucinatorios, etc.
Apatía sexual o impotencia.
Trastornos nutricionales (bulimia y anorexia nerviosa).
Alteraciones neurológicas (cefáleas o accidentes vasculares como el infarto cerebral)
Cardiopatías (arritmias).
Problemas respiratorios (disnea o dificultad para respirar, perforación del tabique nasal, …)
Importantes secuelas sobre el feto durante el embarazo (aumento de la mortalidad perinatal, aborto y alteraciones nerviosas en el recién nacido).
Los datos respecto a la dependencia física y la tolerancia de la cocaína no son concluyentes. Sin embargo sí se puede afirmar con rotundidad que el grado de dependencia psicológica es uno de los más elevados entre las diferentes sustancias psicoactivas

Contenido

*Disponible para consultas el Diccionario jurídico