Los Objetivos Intercambiables

Una de las principales herramientas del fotógrafo es el objetivo de toma, cuya característica principal, la distancia focal, determina el ángulo de encuadre y, con ello, la relación aparente entre los diferentes elementos de la escena. Por esta razón, todas las cámaras profesionales y semiprofesionales tienen objetivos intercambiables para incrementar su versatilidad. La gran variedad que existen para cámaras de 35 mm, formato medio y de placas de gran formato, permiten realizar prácticamente cualquier tipo de fotografía.

 

El objetivo fotográfico consiste en una serie de lentes pulidas con diferentes radios de curvatura, construidas con cristales especiales de gran homogeneidad, que proyecta la imagen sobre un plano. El contraste y definición de la imagen dependen, por lo tanto, de la calidad de los cristales empleados así como del diseño y de la construcción del sistema óptico.

 

Ahora bien, una cámara equipada con un solo objetivo fijo tiene sus limitaciones, debido a que únicamente ofrece la posibilidad de un determinado ángulo de toma.

Recordemos que todos los aspectos que se refieren a distancia focal, enfoque, diafragma y profundidad de campo, han sido desarrollados en la Parte II del Curso de Iniciación.

 

El primer aspecto interesa de un objetivo es su compatibilidad con la cámara, es decir, el tipo de montura o enganche. Cada fabricante tiene sus propios diseños de montura, mientras que los fabricantes independientes producen series para las diferentes marcas y modelos de cámaras.

 

El tipo de enganche más utilizado – con muy pocas excepciones- es la bayoneta debido a que las monturas a rosca prácticamente no se utilizan más (ver recuadro “Tipos de acoples cámara/objetivo”).

 

En lo que se refiere al rendimiento o posibilidades, lo más importante es la distancia focal que determina el ángulo de cobertura, además de  la luminosidad o máxima abertura de diafragma.

 

El objetivo cuya distancia focal es aproximadamente la diagonal del negativo para el cual ha sido diseñado se denomina “normal”. Para las cámaras de 35 mm esta comprendido entre 46 y 55 mm, mientras que para las cámaras de 6×6 es entre 75 y 80 mm.

 

Todos los objetivos que tienen una distancia focal mayor se denominan genéricamente teleobjetivos y aquellos cuya distancia focal es menor, granangulares.

Granangulares

 

Como hemos señalado, los granangulares tienen un ángulo de cobertura superior al del normal (que es de 46 º en la diagonal), llegando hasta los 110º en un objetivo de 15 mm para el formato de 35 mm. Existe un tipo de objetivo con un ángulo mayor de cobertura, que alcanza los 180º, denominado por esa razón “ojo de pez” (Fisheye).

 

La escala más común de distancia focales de los granangulares es 35 mm, 28 mm, 24 mm, 20 mm y 15 mm aproximadamente (los hay de 16 mm, 21 mm, 25 mm, etc. según el fabricante y el modelo).

 

Resultan fundamentales para realizar tomas en espacios reducidos, ya sea en arquitectura, reportajes y acción, así como con fines creativos. Se distinguen por proporcionar una gran profundidad de campo y, desde un punto de vista estético, magnifican los primeros planos con líneas de fuga muy acentuadas. El granangular introduce al espectador dentro de la escena.

 

Teleobjetivos

 

Define a todos los objetivos con distancia focal superior a la del normal, a partir de los 85 mm hasta los 2.000 mm (estos últimos son construidos por unos pocos fabricantes por pedido especial), aunque en general el limite esta en los 500 mm.

 

La escala de teleobjetivos más común es: 85 mm, 100 mm, 135 mm, 180 mm, 200 mm, 300 mm, 400 mm y 500 mm. Los teleobjetivos de 85 a 100 mm se conocen también como “objetivos para retratos”, ya que esa es la distancia focal ideal para este tipo de fotografía. A partir de los 135 mm resultan adecuados para fotografías de deportes y de acción y, en particular los de 300 a 500 mm, también para fotografía de naturaleza.

 

Los teleobjetivos producen una aparente compresión de los planos, con líneas de fuga que dan una sensación de cierta irrealidad (también conocido como “efecto de teleobjetivo”), muy característico y estéticamente agradable.

 

Debido a que la profundidad de enfoque decrece a medida que aumenta la distancia focal, el enfoque con este tipo de objetivo es muy critico y requiere de cierta experiencia si no se dispone de sistema de enfoque automático. Por otra parte, cuando mayor es la distancia focal, las vibraciones o pequeños movimientos de la cámara son magnificados.

 

Una vieja regla fácil de recordar se basa en que el tiempo máximo de obturación debe ser una cifra similar a la distancia focal. De esa manera, el tiempo máximo de obturación para los objetivos entre 85 y 135 mm seria 1/125, de 150 a 250 mm en el orden de 1/250, entre 300 y 400 mm de 1/250 o 1/500 de seg. Con mayores distancias focales se recomienda siempre la utilización de un trípode o, eventualmente, del monopié (accesorio este de gran utilidad cuando no se desea cargar con mucho equipo).

Zoom

 

Un tercer grupo de objetivos esta integrado por los tipo “zoom” o de distancia focal variable, diseñados para reportajes, fotografías de acción y de viajes, siempre que no se necesite una máxima y absoluta calidad de imagen o luminosidad extrema.

 

El zoom es el tipo de objetivo más versátil que existe ya que combina en un mismo sistema óptico la posibilidad de variar la distancia focal en forma continua entre sus extremos. Esto permite encuadrar con mayor precisión sin perder tiempo en cambiar el objetivo ya que en fracciones de segundo se puede pasar, por ejemplo, de un granangular de 35 mm a un tele corto de 70 mm.

 

Un zoom, por lo tanto, sustituye a varios objetivos de distancia focal fija. Esto significa menor peso y una notablemente mayor velocidad y disponibilidad para realizar una gran variedad de tomas.

 

Sin embargo, la calidad óptica – aunque es relativamente elevada- resulta inferior a la de los objetivos de focal fija. Otra desventaja de los zooms es que tienen menor luminosidad también en comparación a las ópticas fijas, un aspecto que es importante en determinado tipo de fotografía cuando se debe trabajar con luz ambiente.

Especiales

 

Para determinados fines existen objetivos específicos en cuyo diseño, al margen de la distancia focal o de la luminosidad, presentan ciertas particularidades.

 

Por ejemplo están los objetivos descentrables (shift), que permiten hacer correcciones de perspectiva en la fotografía de arquitectura. Los “macro” proporcionan su máximo rendimiento en muy cortas distancias de enfoque y, asociados a tubos o fuelles de extensión, permiten tomas de calidad en escala 1:1 ya sea de objetos tridimensionales o para reproducir diapositivas y negativos. Por ultimo, existen algunos objetivos “soft” -suaves- para retratos comerciales o aplicaciones pictóricas y creativas.

Conclusiones

 

Los objetivos intercambiables distinguen a los sistemas modulares donde, a partir del cuerpo de cámara, se dispone de una serie de lentes de diferentes características que le otorgan una gran versatilidad.

 

Debido a que la variedad de objetivos es muy amplia, el fotógrafo debe saber seleccionar aquellos que mejor se adecuan a sus fines o al tipo de fotografía que más le interesa.

 

El esquema clásico comprende el granangular  de 28 mm, normal de 50 mm y teleobjetivo de 135 mm. Otra combinación posible es 24, 50 y 100 mm, muy apropiada para la fotografía de viajes. En cambio, quienes se interesan por la fotografía de paisajes, un teleobjetivo de 200 resulta de gran utilidad además del 35 mm.

 

Para aquellos que recién se inician o están estudiando fotografía, lo recomendable es que partan del esquema clásico para luego ir adquiriendo los demás objetivos a medida que descubren que temáticas más le interesan. Si es el retrato, necesitara un objetivo de 85 mm pero si su vocación esta en la fotografía de naturaleza, es tiempo de ir pensando en objetivos de mayor distancia focal, tales como el 300, 400 e incluso el 500 mm.

 

Quienes realizan frecuentemente trabajos de reproducción o gustan de fotografiar cosas pequeñas de la naturaleza, se impone un objetivo “micro” o “macro”.

 

En el caso de que usted se entusiasme con la fotografía de espectáculos y con luz ambiente, deberá darle prioridad a los objetivos de gran luminosidad con exclusión de los de tipo zoom.

 

Para la mayoría de los propósitos, incluyendo la fotografía de viajes y de deportes, en cambio, uno o dos objetivos zoom pueden resultarle imprescindibles por la facilidad y comodidad de uso.

 

Por estos motivos, cuando se adquiere una cámara se debe pensar en la disponibilidad de diversos objetivos que, en el futuro, le permitirá incrementar las posibilidades de su equipo.

 

Tipos de acoples cámara/objetivo

 

Canon. Produce dos tipos de montura a bayoneta: FD, para todos los modelos Canon a partir de 1971 de enfoque manual y la EF (Electro-Focus, con contactos electrónicos y servo AF incorporado) para la serie EOS.

 

Tipos antiguos de monturas Canon son la rosca M39x1, utilizada en cámaras de visor directo entre 1934 y 1968; R, para la Canonflex de 1959 y la bayoneta FL, de diafragma manual para las Canon FP y FX. Muchos de los objetivos con montura FL se pueden utilizar en las cámaras diseñadas para la montura FD, así como estos pueden ser montados en las cámaras para montura FL, con las limitaciones propias de cada sistema de enganche.

 

Para la Canon T-80 fueron desarrollados los objetivos AC con servo de autoenfoque incorporado, pero esta cámara puede utilizar además los objetivos FD y la mayoría de los viejos FL.

 

Contax/Yashica. La Zeiss Ikon A.G. fue uno de los mayores fabricantes alemanes de cámaras. Su producción cesó en 1971 siendo sus modelos más conocidas la Contax (1932-61, de visor directo y montura a bayoneta); la serie Contaflex (1953-1972, obturador Compur y bayoneta TLR) y Contarex (1959-1972), con montura no compatibles entre una y otra serie.

 

En 1974 la marca Contax renació – gracias a la vinculación del grupo Carl Zeiss con la Kiocera Corp. de Japon (Yashica)-, presentando la Contax RTS (cuerpo es japonés y objetivos alemanes).

 

A partir de entonces, se diseño una nueva bayoneta Contax/Yashica, que comparten ambas marcas. La Yashica produce las series de objetivos ML (manuales, para los modelos ST, S2, FX3 Super 2000, etc.) y AF (autofocus, para sus modelos 230AF, 270AF, etc.) y la Zeiss los objetivos Carl Zeiss T* (para RTS III, 167MT y S-2). Los objetivos Zeiss T* y Yashica ML pueden ser utilizados en las Yashica AF por medio del AF Converter 1,6x.

 

Leica. La casa Leitz ha producido tres tipos de montura: rosca M39x1 (Leica I modelo C de 1931 a la IIIG de 1957), bayoneta M (desde la M-3 de 1954 a la actual M-6) y bayoneta R (para toda la serie Leicaflex y Leica R). Existe, además, un anillo adaptador rosca/bayoneta-M para montar los viejos objetivos M39x1 en las cámaras de serie M.

 

Minolta produce dos series principales de objetivos, los AF para la serie de cámaras Maxxum/Dinax y la serie MD, de enfoque manual, que también pueden ser utilizados en las Maxxum. Los MD fueron presentados junto a la XD-7 en 1977 (primera SRL con exposición multimodo), en sustitución de la antigua bayoneta SR/SRT (1958).

 

Nikon. La bayoneta F es básicamente idéntica en todos los modelos de Nikon desde 1959. En los modelos FM, FE y F2A Photomic (1977), el enganche del objetivo con el fotómetro esta en el anillo del diafragma y se denominan AI (Auto Indexing), conservando la vieja lengüeta de acoplamiento para ser utilizados con los modelos anteriores. Los antiguos objetivos deben ser modificados (AI modificado) para utilizarlos en los  modelos de 1977 en adelante.

 

Los objetivos E de la Nikon EM se los puede utilizar en todos los modelos Nikon excepto en los anteriores a 1977. La serie Nikon AF fue diseñada para las autofoco (F-401 y posteriores), pudiendo ser utilizados en todas las cámaras, con excepción de la F/F2/Nikkormat porque no tienen la lengüeta de acoplamiento al fotómetro. Una serie especial son los Nikkor 463 AF con el servo AF incorporado (para la F3 y que también pueden emplearse en la F4) y la nueva serie AF-D para la F-90.

 

Olympus, desde el lanzamiento de la serie de cámaras OM (M-1) en 1972,  adopto ese tipo de montura a bayoneta para sus objetivos Zuiko, que continua utilizando en la actualidad  en las modernas OM-4Ti, OM-2N,  OM-88. Para la autofocus OM-77  produce los objetivos AF-OM, con montura compatible.

 

Pentax. Los antiguos objetivos Takumar son de montura a rosca M42x1 (conocida también como tipo Praktica), común a todas las Asahi-Pentax fabricadas a partir de 1957  (S, SV, Spotmatic, ES, ES-II) y a otras marcas (Praktica, Ricoh Singlex TLS, etc).

 

En 1975 se adopto la montura a bayoneta Pentax K con el modelo Pentax K2 (la rosca se siguió empleando hasta 1977 en la ESII y Spotmatic 1000).

 

Los objetivos SMC Pentax F (montura KAF) fueron diseñados para la Pentax SFX (1986). En los modelos Pentax Super A/ ME-F/ ME Super/ MF/ MG/ MV-1/ MX/ LX/ P30T) se utilizan los objetivos SMC-Pentax A con montura Ka.

 

Los SMC Pentax FA con montura KAF2, de automatismo total, fueron diseñados para la serie Pentax PZ. También utilizan la montura Pentax =ABK=BB las cámaras Vivitar y  Ricoh KR.

 

Los adaptadores de rosca a bayoneta o de un tipo de bayoneta a otro permiten diferentes combinaciones de objetivos/cámaras. Sin embargo, en general, significan sacrificar algunas funciones automáticas.



Tiempo de obturación máximo, según la distancia focal*


Focal

Sin apoyo (2)

Con apoyo(1)

20/24 mm

1/2

1/15

28/35 mm

1/4

1/30

50mm

1/8

1/30

80/105 mm

1/15

1/60

135mm

1/30

1/125

180/200 mm

1/30

1/125

300 mm

1/60

1/250

500 mm

1/125

1/500

1000 mm

1/250

1/1000


*Persona con pulso normal. Además incide el peso de la cámara y, en los tiempos más largos, la ausencia de vibraciones propias del sistema réflex. En general, las cámaras de obturador central y/o de visor directo vibran menos.


(1) Consideramos punto de apoyo a cualquier elemento que permite mantener firme la cámara, como el monopié, respaldo de una silla, una columna, etc., pero no al trípode que, por sus características, mantiene la cámara totalmente estable.


(2) Cámara en mano, sostenida sin ningún elementos accesorio.


Ángulo de Visión

Focal

Diagonal

Horizontal

Vertical

8 mm

180º

180º

180º

15 mm

110º

99º

76º

20 mm

94º

83º

61º

24mm

84º

74º

53º

28 mm

74º

64º

45º

35 mm

62º

53º

37º

50 mm

46º

39º

26º

85 mm

29º

24º

16º

105 mm

23º

20º

13º

135 mm

18º

15º

10º

180 mm

13º

12º

200 mm

12º

10º

300 mm

400 mm

3º30′

500 mm

1000 mm

2º30′

1º20’

2000 mm

1º10′

0º40’


*Disponible para consultas el Diccionario jurídico