TÍTULO VI Delitos contra la libertad

21 Lecturas

INDICE

TÍTULO VI

Delitos contra la libertad

Véanse los artículos 1.1.d) de la LOTJ y 544 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

CAPÍTULO I

De las detenciones ilegales y secuestros

Véanse los artículos 17 y 19 de la Contstitución Española; 3., 9. y 13 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos; 5. del Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y Libertades Fundamentales; 20 de la Ley Orgánica 1/1992, de 21 de febrero, sobre protección de la seguridad ciudadana; la Ley Orgánica 6/1984, de 24 de mayo, reguladora del procedimiento de “habeas corpus”; Real Decreto 2393/2004, de 30 de diciembre (BOE de 7 de enero de 2005; corrección de errores BOE de 1 de junio); los artículos 309 y 489 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, y 57, 487, 500, 530, 572.1.º, 2.º y 3.º, 577 y 611.4.º de la presente norma.

Véase la Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero (BOE del 12; corrección de errores BOE del 24), sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social.

Artículo 163.-1. El particular que encerrare o detuviere a otro, privándole de su libertad, será castigado con la pena de prisión de cuatro a seis años.

2. Si el culpable diera libertad al encerrado o detenido dentro de los tres primeros días de su detención, sin haber logrado el objeto que se había propuesto, se impondrá la pena inferior en grado.

3. Se impondrá la pena de prisión de cinco a ocho años si el encierro o detención ha durado más de quince días.

4. El particular que, fuera de los casos permitidos por las leyes, aprehendiere a una persona para presentarla inmediatamente a la autoridad, será castigado con la pena de multa de tres a seis meses.

Véanse los artículos 489 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Criminal y 763 de la LEC.

Véanse los artículos 480, 481 y 482 del Código Penal de 1973.

Artículo 164.-El secuestro de una persona exigiendo alguna condición para ponerla en libertad, será castigado con la pena de prisión de seis a diez años. Si en el secuestro se hubiera dado la circunstancia del artículo 163.3 , se impondrá la pena superior en grado, y la inferior en grado si se dieren las condiciones del artículo 163.2.

Véase el artículo 282 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Véanse los artículos 480 y 481 del Código Penal de 1973.

Artículo 165.-Las penas de los artículos anteriores se impondrán en su mitad superior, en los respectivos casos, si la detención ilegal o secuestro se ha ejecutado con simulación de autoridad o función pública, o la víctima fuere menor de edad o incapaz o funcionario público en el ejercicio de sus funciones.

Véanse los artículos 480, 481 y 484 del Código Penal de 1973.

Véase el Convenio Europeo relativo al reconocimiento y a la ejecución de decisiones en materia de custodia de menores, así como el restablecimiento de dicha custodia, de 20 de mayo de 1980 (Instrumento de Ratificación de 9 de mayo de 1984, publicado en el BOE de 1 de septiembre); la Convención sobre los derechos del niño, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas de 20 de noviembre de 1989 (Instrumento de Ratificación de 30 de noviembre de 1990, publicado en el BOE de 31 de diciembre), y el Convenio relativo a la protección del niño y a la cooperación en materia de adopción internacional (Instrumento de ratificación de 30 de junio de 1995, publicado en el BOE de 1 de agosto).

Artículo 166.-El reo de detención ilegal o secuestro que no dé razón del paradero de la persona detenida será castigado, según los casos, con las penas superiores en grado a las señaladas en los artículos anteriores de este capítulo, salvo que la haya dejado en libertad.

Véase el artículo 483 del Código Penal de 1973.

Artículo 167.-La autoridad o funcionario público que, fuera de los casos permitidos por la Ley, y sin mediar causa por delito, cometiere alguno de los hechos descritos en los artículos anteriores será castigado con las penas respectivamente previstas en éstos, en su mitad superior y, además, con la de inhabilitación absoluta por tiempo de ocho a doce años.

Véanse los artículos 55 y 116 de la Contstitución Española; 492 y siguientes y 520 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal;5.3 de la Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo (BOE del 14), de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, y la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio (BOE del 15), de los estados de alarma, excepción y sitio.

Véanse los artículos 184 a 187 del Código Penal de 1973.

Artículo 168.-La provocación, la conspiración y la proposición para cometer los delitos previstos en este Capítulo se castigarán con la pena inferior en uno o dos grados a la señalada al delito de que se trate.

Véanse los artículos 17 y 18 de la presente norma.

CAPÍTULO II

De las amenazas

Véanse los artículos 620.1 y 2 de la presente norma y 1.2.b) de la Ley Orgánica del Tribunal del Jurado.

Artículo 169.-El que amenazare a otro con causarle a él, a su familia o a otras personas con las que esté íntimamente vinculado un mal que constituya delitos de homicidio, lesiones, aborto, contra la libertad, torturas y contra la integridad moral, la libertad sexual, la intimidad, el honor, el patrimonio y el orden socioeconómico, será castigado:

1.º Con la pena de prisión de uno a cinco años, si se hubiere hecho la amenaza exigiendo una cantidad o imponiendo cualquier otra condición, aunque no sea ilícita, y el culpable hubiere conseguido su propósito. De no conseguirlo, se impondrá la pena de prisión de seis meses a tres años.

Las penas señaladas en el párrafo anterior se impondrán en su mitad superior si las amenazas se hicieren por escrito, por teléfono o por cualquier medio de comunicación o de reproducción, o en nombre de entidades o grupos reales o supuestos.

2.º Con la pena de prisión de seis meses a dos años, cuando la amenaza no haya sido condicional.

Véase el artículo 493 del Código Penal de 1973.

Artículo 170.-1. Si las amenazas de un mal que constituyere delito fuesen dirigidas a atemorizar a los habitantes de una población, grupo étnico, cultural o religioso, o colectivo social o profesional, o a cualquier otro grupo de personas, y tuvieran la gravedad necesaria para conseguirlo, se impondrán respectivamente las penas superiores en grado a las previstas en el artículo anterior.

Este apartado ha sido redactado por la Ley Orgánica 2/1998, de 15 de junio (BOE del 16), por la que se modifica el Código Penal y la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

2. Serán castigados con la pena de prisión de seis meses a dos años, los que, con la misma finalidad y gravedad, reclamen públicamente la comisión de acciones violentas por parte de bandas armadas, organizaciones o grupos terroristas.

Este apartado ha sido redactado por la Ley Orgánica 15/2003, de 25 de noviembre (BOE del 26).

La expresión reproducida en cursiva ha sido suprimida por la Ley Orgánica 5/2010, de 22 de junio (BOE del 23), por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, con entrada en vigor a los seis meses de su publicación.

Véase el artículo 496 bis del Código Penal de 1973.

Artículo 171.-1. Las amenazas de un mal que no constituya delito serán castigadas con pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a 24 meses, atendidas la gravedad y circunstancia del hecho, cuando la amenaza fuere condicional y la condición no consistiere en una conducta debida. Si el culpable hubiere conseguido su propósito se le impondrá la pena en su mitad superior.

2. Si alguien exigiere de otro una cantidad o recompensa bajo la amenaza de revelar o difundir hechos referentes a su vida privada o relaciones familiares que no sean públicamente conocidos y puedan afectar a su fama, crédito o interés, será castigado con la pena de prisión de dos a cuatro años, si ha conseguido la entrega de todo o parte de lo exigido, y con la de cuatro meses a dos años, si no lo consiguiere.

3. Si el hecho descrito en el apartado anterior consistiere en la amenaza de revelar o denunciar la comisión de algún delito el ministerio fiscal podrá, para facilitar el castigo de la amenaza, abstenerse de acusar por el delito cuya revelación se hubiere amenazado, salvo que éste estuviere castigado con pena de prisión superior a dos años. En este último caso, el juez o tribunal podrá rebajar la sanción en uno o dos grados.

4. El que de modo leve amenace a quien sea o haya sido su esposa, o mujer que esté o haya estado ligada a él por una análoga relación de afectividad aun sin convivencia, será castigado con la pena de prisión de seis meses a un año o de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a ochenta días y, en todo caso, privación del derecho a la tenencia y porte de armas de un año y un día a tres años, así como, cuando el Juez o Tribunal lo estime adecuado al interés del menor o incapaz, inhabilitación especial para el ejercicio de la patria potestad, tutela, curatela, guarda o acogimiento hasta cinco años.

Le puede interesar  ANEXOS DEL Real Decreto 818/2009, de 8 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento General de Conductores

Igual pena se impondrá al que de modo leve amenace a una persona especialmente vulnerable que conviva con el autor.

Este apartado 4 ha sido añadido por la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre , de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género.

5. El que de modo leve amenace con armas u otros instrumentos peligrosos a alguna de las personas a las que se refiere el artículo 173.2, exceptuadas las contempladas en el apartado anterior de este artículo, será castigado con la pena de prisión de tres meses a un año o trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a ochenta días y, en todo caso, privación del derecho a la tenencia y porte de armas de uno a tres años, así como, cuando el Juez o Tribunal lo estime adecuado al interés del menor o incapaz, inhabilitación especial para el ejercicio de la patria potestad, tutela, curatela, guarda o acogimiento por tiempo de seis meses a tres años.

Se impondrán las penas previstas en los apartados 4 y 5, en su mitad superior cuando el delito se perpetre en presencia de menores, o tenga lugar en el domicilio común o en el domicilio de la víctima, o se realice quebrantando una pena de las contempladas en el artículo 48 de este Código o una medida cautelar o de seguridad de la misma naturaleza.

Este apartado 5 ha sido añadido por la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género.

6. No obstante lo previsto en los apartados 4 y 5, el Juez o Tribunal, razonándolo en sentencia, en atención a las circunstancias personales del autor y a las concurrentes en la realización del hecho, podrá imponer la pena inferior en grado.

Este apartado 6 ha sido añadido por la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género.

Este artículo ha sido redactado por la Ley Orgánica 15/2003, de 25 de noviembre (BOE del 26).

Véase el artículo 494 del Código Penal de 1973.

CAPÍTULO III

De las coacciones

Artículo 172.-1. El que, sin estar legítimamente autorizado, impidiere a otro con violencia hacer lo que la ley no prohíbe, o le compeliere a efectuar lo que no quiere, sea justo o injusto, será castigado con la pena de prisión de seis meses a tres años o con multa de 12 a 24 meses, según la gravedad de la coacción o de los medios empleados.

Cuando la coacción ejercida tuviera como objeto impedir el ejercicio de un derecho fundamental se le impondrán las penas en su mitad superior, salvo que el hecho tuviera señalada mayor pena en otro precepto de este Código.

También se impondrán las penas en su mitad superior cuando la coacción ejercida tuviera por objeto impedir el legítimo disfrute de la vivienda.

Este párrafo tercero ha sido añadido por la Ley Orgánica 5/2010, de 22 de junio (BOE del 23), por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, con entrada en vigor a los seis meses de su publicación.

Este apartado 1 (anterior apartado único) ha sido renumerado por la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género.

2. El que de modo leve coaccione a quien sea o haya sido su esposa, o mujer que esté o haya estado ligada a él por una análoga relación de afectividad, aun sin convivencia, será castigado con la pena de prisión de seis meses a un año o de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a ochenta días y, en todo caso, privación del derecho a la tenencia y porte de armas de un año y un día a tres años, así como, cuando el Juez o Tribunal lo estime adecuado al interés del menor o incapaz, inhabilitación especial para el ejercicio de la patria potestad, tutela, curatela, guarda o acogimiento hasta cinco años.

Igual pena se impondrá al que de modo leve coaccione a una persona especialmente vulnerable que conviva con el autor.

Se impondrá la pena en su mitad superior cuando el delito se perpetre en presencia de menores, o tenga lugar en el domicilio común o en el domicilio de la víctima, o se realice quebrantando una pena de las contempladas en el artículo 48 de este Código o una medida cautelar o de seguridad de la misma naturaleza.

No obstante lo previsto en los párrafos anteriores, el Juez o Tribunal, razonándolo en sentencia, en atención a las circunstancias personales del autor y a las concurrentes en la realización del hecho, podrá imponer la pena inferior en grado.

Este apartado 2 ha sido añadido por la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género.

Este artículo 172 ha sido redactado, salvo las excepciones hechas, por la Ley Orgánica 15/2003, de 25 de noviembre (BOE del 26)

Véanse los artículos 544 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal y 146.1.b) de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General.

Véase el artículo 496 del Código Penal de 1973.

Redacción anterior

——————————————————————————–

– REDACCIÓN ANTERIOR POR EL ARTÍCULO 39 DE LA LEY ORGÁNICA 1/2004,     DE 28 DE DICIEMBRE (BOE DEL 29). RENUMERACIÓN DEL APARTADO ÚNICO E     INSERCIÓN DEL APARTADO 2.

VIGENTE DE 26 DE JUNIO DE 2005 A 22 DE DICIEMBRE     DE 2010.

Artículo 172.-1. El que, sin estar     legítimamente autorizado, impidiere a otro con violencia hacer lo que la     ley no prohíbe, o le compeliere a efectuar lo que no quiere, sea justo o     injusto, será castigado con la pena de prisión de seis meses a tres años o     con multa de 12 a 24 meses, según la gravedad de la coacción o de los     medios empleados.

Cuando la coacción ejercida tuviera como objeto impedir     el ejercicio de un derecho fundamental se le impondrán las penas en su     mitad superior, salvo que el hecho tuviera señalada mayor pena en otro     precepto de este Código.

2. El que de modo leve coaccione a quien sea o     haya sido su esposa, o mujer que esté o haya estado ligada a él por una     análoga relación de afectividad, aun sin convivencia, será castigado con la     pena de prisión de seis meses a un año o de trabajos en beneficio de la     comunidad de treinta y uno a ochenta días y, en todo caso, privación del     derecho a la tenencia y porte de armas de un año y un día a tres años, así     como, cuando el Juez o Tribunal lo estime adecuado al interés del menor o     incapaz, inhabilitación especial para el ejercicio de la patria potestad,     tutela, curatela, guarda o acogimiento hasta cinco años.

Igual pena se impondrá al que de modo leve     coaccione a una persona especialmente vulnerable que conviva con el autor.

Se impondrá la pena en su mitad superior cuando el     delito se perpetre en presencia de menores, o tenga lugar en el domicilio     común o en el domicilio de la víctima, o se realice quebrantando una pena     de las contempladas en el artículo 48 de este Código o una medida cautelar     o de seguridad de la misma naturaleza.

No obstante lo previsto en los párrafos     anteriores, el Juez o Tribunal, razonándolo en sentencia, en atención a las     circunstancias personales del autor y a las concurrentes en la realización     del hecho, podrá imponer la pena inferior en grado.

– REDACCIÓN ANTERIOR POR EL ARTÍCULO ÚNICO DE     LA LEY 15/2003, DE 25 DE NOVIEMBRE (BOE DEL 26). MODIFICACIÓN DEL     ARTÍCULO.

VIGENTE DE 1 DE OCUTBRE DE 2004 A 25 DE JUNIO DE     2005.

Artículo 172.-El que, sin estar     legítimamente autorizado, impidiere a otro con violencia hacer lo que la     ley no prohíbe, o le compeliere a efectuar lo que no quiere, sea justo o     injusto, será castigado con la pena de prisión de seis meses a tres años o     con multa de 12 a 24 meses, según la gravedad de la coacción o de los     medios empleados.

Cuando la coacción ejercida tuviera como objeto     impedir el ejercicio de un derecho fundamental se le impondrán las penas en     su mitad superior, salvo que el hecho tuviera señalada mayor pena en otro     precepto de este Código.

– REDACCIÓN ORIGINARIA.

VIGENTE DE 24 DE MAYO DE 1996 A 30 DE SEPTIEMBRE     DE 2004.

Artículo 172.-El que sin estar     legítimamente autorizado impidiere a otro con violencia hacer lo que la Ley     no prohíbe, o le compeliere a efectuar lo que no quiere, sea justo o     injusto, será castigado con la pena de prisión de seis meses a tres años o     con multa de seis a veinticuatro meses, según la gravedad de la coacción o     de los medios empleados.

Cuando la coacción ejercida tuviera como objeto     impedir el ejercicio de un derecho fundamental se impondrán las penas en su     mitad superior, salvo que el hecho tuviera señalada mayor pena en otro     precepto de este Código.

 

Convocatorias abiertas para policía
OPOSICIONES Y CONVOCATORIAS
Subir y compartir documentos
¿Qué? / ¿Cómo? / ¿Cuándo? / ¿Ayuda?
Test Online con clasificaciones
Novedades
ATESTADOS Y DILIGENCIAS
CODIFICADOS