La dictadura franquista: régimen político, evolución social y económica.


El gobierno de Burgos y el nuevo régimen

El 18 de julio de 1936 los militares intentan dar un golpe de Estado contra la República Española. El 30 de enero de 1938, se crea un primer gobierno, cuya sede está en Burgos, presidido por Franco. Las primeras medidas pretenden deshacer la obra de la república. Franco desata una campaña de terror.

El régimen de Franco

Tras el fin de la guerra se instaura un régimen político difícil de definir. El poder lo ejerce Franco. Tiene la capacidad de legislar sin la deliberación del Consejo de Ministros, y sin las Cortes. Es una dictadura.

El poder de Franco descansa en tres pilares fundamentales: la Falange, el Ejército y la Iglesia. Pero todo esto no hubiese durado sin el apoyo de la burguesía. Se desprecia el trabajo burocrático, con lo que la corrupción se instala como forma habitual de gobierno.

Las leyes fundamentales

El régimen se reviste de una serie de leyes que le dan apariencia de legalidad, son: el Fuero del Trabajo, de 1938; la ley Constitutiva de las Cortes, de 1942, el Fuero de los Españoles, de 1945, la ley del Referéndum, de 1947, la ley de Principios Fundamentales de Movimiento, de 1958, y la ley orgánica del Estado, de 1967.

Las Cortes

Las Cortes se crean en 1942. Hasta ese momento Franco ejercía el poder autoritariamente y sin restricciones. Asumen la competencia legislativa, sin embargo, su función se limita a corroborar las decisiones que toma Franco.

En las Cortes estaban representados los tres estamentos que se consideraban en la sociedad española: los representantes de los municipios, los de los sindicatos verticales y los procuradores familiares.

El Consejo Nacional del Movimiento

Su función era la de defender la integridad del Estado y la ortodoxia fascista y católica. Sus miembros eran todos de la Falange o el Opus Dei.

El Consejo del Reino

Esta institución tenía como misión proponer una terna de nombres, entre los cuales Franco designaba al jefe del Gobierno.

El Consejo de Regencia

Era la encargada de garantizar la Jefatura del Estado y los mecanismos de sucesión en la persona de don Juan Carlos de Borbón.

El Fuero de los Españoles

Esta es la ley fundamental del régimen. En él se definen los derechos y los deberes de los españoles, y sus libertades teóricas, puesto que podían ser suspendidas en cualquier momento.

El Fuero de los Españoles se promulga en 1945. Se siguen manteniendo los ideales programáticos de la Falange, la obediencia al jefe, y se proclamaba que la religión católica era la única del Estado y de los españoles.

Los principios del Movimiento

En 1958 se promulga la ley orgánica del Estado, necesaria para dar una apariencia democrática al régimen. No cambia nada sustancial.

La oposición

El régimen de Franco apenas cuenta con oposición interna, o ha sido purgada, o está encarcelada, o se ha exiliado. Los más organizados son el PCE, que consigue tener una cierta implantación entre los obreros del interior, organizando en las fábricas comisiones obreras.

Las únicas formas de oposición real eran las asociaciones vecinales. Era la única forma de hacer política dentro del régimen, y la margen del movimiento.

Etapas

La autarquía 1939-1950

Una vez terminada la guerra, el gobierno que se establece confirma el autoritarismo y la adhesión del régimen a las potencias fascistas del Eje. Pero hacia 1942 cambia de orientación.

Los años de la posguerra son los del hambre. Al desabastecimiento económico tras nuestra guerra se le suma la falta de capital de inversión extranjero.

El programa falangista sobre economía propugnaba el nacionalismo, el autoabastecimiento y la autarquía. La obligación de entregar la cosecha al Servicio Nacional del Trigo se convierte en un fraude permanente.

En 1941 se crea el INI (Instituto Nacional de Industria): se nacionalizan los sectores estratégicos de la industria española.

La apertura: 1950-1960

En 1950 los principios ideológicos del régimen permanecen inalterables, pero la política va a ir cambiando para transformarse en liberal. Se comienza a recibir ayudas de EE UU. La inflación sigue siendo muy fuerte y en 1955 se hace patente la necesidad de detenerla. España entra en los foros internacionales.

El desarrollismo 1960-1975

Esta es la época de los gobiernos tecnócratas del Opus Dei. Se caracteriza por un gran desarrollo económico y una liberalización de las costumbres. Comienzan a implantarse los planes de desarrollo. Despega el turismo.

En 1973 Luis Carrero Blanco asume la Presidencia del Gobierno. Pocos meses más tarde sería asesinado. El 20 de noviembre de 1975 muere Franco y don Juan Carlos le sucede con el título de rey de España.

El sistema social

Franco

Franco es el jefe del Estado y durante la mayor parte del período el presidente del Gobierno.

El Ejército

El Ejército es el arma disuasoria, y el instrumento de represión de la sociedad. A través del servicio militar obligatorio es el encargado de la formación ideológica.

La Iglesia

La Iglesia hace la labor de legitimación del régimen ante el exterior y ante la sociedad española.

La burguesía

La burguesía terrateniente y semifeudal es quien más comprometida con el régimen está. Pero también le apoyan las oligarquías financieras e industriales. La política proteccionista del régimen permitió hacer mucho dinero en el mercado negro y el estraperlo. La apertura permitió invertirlo fuera.

La pequeña burguesía estaba, social y políticamente, al margen del régimen. Se sentía cómoda en la estabilidad. Surge también la meritocracia administrativa, profundamente corrupta.

El proletariado

El proletariado es el gran derrotado de la guerra. En un principio es un proletariado rural, hambriento. Sólo durante el desarrollismo, y gracias al éxodo rural se convierte en un proletariado industrial. Dos millones de emigrantes evitan que las cifras del paro se disparen.

La persistencia del franquismo

Sorprende ver que un régimen autoritario y represivo, y con tan malas condiciones económicas, se mantenga casi cuarenta años. La clave está en una mezcla de miedo a la guerra y la represión.

La educación

La educación queda en manos privadas, lo que quiere decir en manos del catolicismo militante más integrista. Existe una alarmante carencia de escuelas. Todo esto hace aumentar la tasa de analfabetismo, real y funcional. El cambio real llega en 1970 con la ley general de Educación.

El pensamiento

Hay que recordar que la ideología fascista es abiertamente antiintelectual. El intelectual más importante del régimen es Rafael Calvo Serer. En 1946 vuelve a España José Ortega y Gasset.

Economía y población

Durante el período del franquismo se da un cierto desarrollo demográfico. La política oficial del régimen es abiertamente natalista. El período de mayor crecimiento de la población se da en los años 60 y 70 cuando el desarrollo económico permite reducir la tasa de mortalidad infantil.

La emigración es uno de los rasgos más característicos de la población de esta época. Se emigra del campo a la ciudad (éxodo rural), y al extranjero, sobre todo a una Europa. Este proceso se detiene en 1973, con la crisis del petróleo.

El estancamiento económico. La autarquía. La agricultura

Para salir de la precaria situación del campo se realiza una reforma agraria técnica: el plan de regadíos y la concentración parcelaria. Al comienzo de la crisis de los 70 los precios de los insumos crecen. Por primera vez los precios industriales aumentan por encima de los agrícolas.

La industria

Al terminar la guerra el país se encuentra sin recursos, sin fuerza de trabajo y sin capitales. Tres son las bases del desarrollismo español: la construcción, el turismo y las divisas de la emigración. Los grandes beneficiados de todo el período son: la banca y los grandes burgueses terratenientes e industriales.

*Disponible para consultas el Diccionario jurídico