TODO LO QUE QUERIAS SABER SOBRE EL PARTE DE ACCIDENTE AMISTOSO EUROPEO


El Parte Europeo de Accidentes, también conocido como Declaración Amistosa de Accidentes de Automóviles, se implantó en España hace ya más de dos décadas (1987), al sumarse al acuerdo alcanzado en 1972 por la Asamblea Plenaria del Comité Europeo de Seguros, como la vía más simple para solucionar un conflicto surgido entre dos particulares, como consecuencia de haber sufrido un accidente de circulación.

Por regla general los partes se presentan en un formato de dos hojas autocalcantes en el mismo idioma, pero en ocasiones también se pueden encontrar versiones de tres hojas, redactadas en dos idiomas distintos, para simplificar las situaciones antes descritas.

Su utilización se recomienda en siniestros de daños de escasa o moderada importancia y en aquellos en los que no se aprecien lesiones, o bien éstas revistan poca gravedad.

Si se rellena correctamente el “parte amistoso”, la gestión de ese incidente puede estar resuelta en un espacio de tiempo inferior a una semana, en caso contrario el proceso puede dilatarse meses, o incluso años, si finalmente se acude a los Tribunales.

DEFINICIÓN:

Se denomina Parte Europeo de Accidentes, precisamente por estar implantado ese mismo modelo en prácticamente toda Europa. Por esta razón, este parte puede rellenarse aunque el siniestro lo hayan sufrido personas de nacionalidades o idiomas distintos, ya que las casillas están ubicadas en la misma posición, con independencia del idioma.

REGULACIÓN LEGAL:

Su regulación actual se encuentra en el RDL 8/2004 (Ley de responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor), concretamente en su artículo 8.

ESE GRAN DESCONOCIDO:

A pesar del tiempo transcurrido desde su implantación y su difusión por parte de la práctica totalidad de compañías aseguradoras, siguen encontrándose numerosas personas que no saben cómo confeccionarlo en caso de siniestro. La compañía Línea Directa Aseguradora, ha llevado a cabo un estudio en el cual se llegó a la conclusión de que el 68 % de los conductores no sabía rellenarlo correctamente.
Se han determinado que los fallos más frecuentes en la confección de la declaración amistosa consisten en:

• Partes incompletos.
• Partes sin firmar.
• No marcar las casillas correspondientes a las circunstancias del accidente.
• Croquis deficiente.
• Y, sobre todo, tratar de determinar el responsable del accidente.

CUANDO OPTAMOS POR RELLENAR EL PARTE:

Una vez sufrido el accidente y alcanzado un acuerdo con la parte contraria, para confeccionar “el parte” y lo que es más importante, firmarlo (por supuesto, en caso de conformidad).

CONSEJOS PREVIOS:

Lo más importante en estos casos es evitar que se produzca un nuevo accidente, para ello tan pronto como sea posible, se retirarán los vehículos al lugar seguro más próximo al accidente. En caso de no poder desplazar los vehículos, como consecuencia de los daños sufridos en los mismos, se señalizará la vía de acuerdo con lo establecido en el Reglamento General de Circulación (art. 130 RD 1428/2003, de 21 de noviembre).

Antes de desplazar los vehículos es conveniente realizar fotografías de los vehículos implicados, en los que se aprecie su posición final, con respecto a la vía por la que se circulaba. Importante será también captar la placa de matrícula del vehículo contrario, ya que en ocasiones éste con la disculpa de restablecer la seguridad de la vía, se ausenta del lugar sin haber tomado ningún dato del mismo. Sería conveniente realizar fotografías de los daños sufridos por los vehículos, pero eso puede hacerse una vez desplazados a un lugar más seguro. Si han quedado huellas en el lugar (de frenada, cristales, barro, plásticos, etc.), captar imágenes de las mismas, en las que se aprecie su posición con respecto a la vía.
Para tomar las fotografías explicadas en el párrafo anterior podemos utilizar el teléfono móvil, ya que la práctica totalidad de los mismos posee esa función.
Y, por último, nunca discutir con el contrario acerca de la responsabilidad del siniestro, por dos razones fundamentales:

• Es una función de las compañías aseguradoras, el acordar “la culpabilidad”.
• No se nos pide ese dato en ningún momento de la confección del parte.

POR DONDE EMPEZAMOS:

Casi con toda seguridad, en los documentos que nos ha entregado nuestra compañía aseguradora, figurará un impreso de declaración amistosa.
Solamente es necesario emplear un parte, ya que el mismo tiene dos hojas autocalcantes.

En caso de haber algún testigo, se anotará su nombre y número de teléfono, de éste modo si el testigo se ausenta, siempre podremos establecer un contacto posteriormente, en caso de necesidad. Si es conductor de algún vehículo y no desea identificarse, se anotará la matrícula de su vehículo; si finalmente no llegamos a un acuerdo con la otra parte y resulta necesaria la intervención de la Policía Local o Guardia Civil, siempre podremos facilitarle ese dato, para que ellos establezcan contacto con el titular del vehículo, para demandarle información referente al siniestro.

Es recomendable ir rellenando los campos por orden para no olvidar ninguno:

• Campo 1.- reservado para la fecha y hora del accidente.
• Campo 2.- en él se habrá de consignar la localización del siniestro, lo más detallado posible.
• Campo 3.- se anotará si ha habido víctimas, incluso leves.
• Campo 4.- en su caso, en éste se detallarán los daños materiales causados a terceros.
• Campo 5.- Reservado a los testigos presenciales del accidente. Ya detallamos anteriormente, que en este caso, sería el primer campo a rellenar.
• Campos 6 al 9.- estos campos se encuentran divididos en dos columnas, situadas a ambos costados del “parte”, siendo una de color azul y otra de color amarillo. No tiene relevancia, quien ocupe una casilla u otra. En ellos se consignarán los datos relativos a los conductores, vehículos implicados, tomador del seguro y compañía aseguradora. Es recomendable comenzar por los datos de uno mismo, exhibiendo a la otra persona los documentos que acreditan tales circunstancias, permiso de conducción, certificado de seguro obligatorio, etc.; de tal modo que cuando se anoten los datos del contrario, podamos exigirle que él también muestre esos documentos, para comprobar que los mismos se ajustan a la realidad.
• Campo 10.- representa, esquemáticamente, diferentes tipos de vehículos, habrá de seleccionarse el correspondiente a los de los vehículos anotados en cada columna, y, se indicará por medio de una flecha el punto del choque inicial.
• Campo 11.- En él se numerarán los daños apreciados en cada vehículo, cada uno en su espacio correspondiente. Es frecuente establecer discusiones entre los conductores, acerca de si los daños apreciados han sido causados como consecuencia del accidente, o bien, de algún otro siniestro anterior. Toda vez que las compañías aseguradoras disponen de peritos, se evitarán las discusiones por ese motivo, dando traslado de todos modos, a la compañía aseguradora, de esa circunstancia, para evitar un posible fraude a la misma.
• Campo 12.- circunstancias del accidente: se encuentra ubicado en la parte central del parte de declaración amistosa, entre las columnas de los conductores A y B. En ella se describen un total de 17 circunstancias que pudieran corresponderse con la acción que desarrollen los vehículos en el momento del siniestro. A ambos lados de cada circunstancia existe un cuadro blanco, en el cual marcaremos con una cruz, de corresponderse esa acción con la realizada por el vehículo correspondiente en el momento del accidente. Podrán marcarse tantas casillas como sean necesarias, aunque también es posible que ninguna de las acciones descritas no se corresponda con la que se está efectuando, en ese caso no se anotará ninguna casilla. Al final de la columna se reserva un espacio, para indicar el número de casillas marcada por cada conductor, anotando en ese espacio en número total de casillas marcadas, o bien, cero si esa fuese el supuesto.
• Campo 13.- Espacio reservado para la confección de un croquis del accidente. En él se consignará en momento del impacto inicial. Los vehículos se reseñarán con un rectángulo, con un triángulo en su parte frontal. Dentro de esos vehículos se marcará una letra A o B, que se corresponderá con la asignada a cada vehículo en el parte. Se dibujará una flecha para establecer las direcciones de los vehículos, así como el nombre de las vías y señalización existente en el lugar.
• Campo 14.- Relativo a las observaciones que cada conductor quiera anotar en el mismo.
• Campo 15.- En el que cada conductor deberá firmar, debajo de la letra asignada a él, en el propio parte. Es imprescindible la firma de los dos conductores, ya que sin ella la declaración amistosa se convertirá en un simple intercambio de datos.
Todos los campos señalados anteriormente se encuentran en el anverso del parte amistoso, el cual una vez firmado ya no podrá ser modificado.
En el reservo de la hoja encontramos otros campos con información complementaria para la compañía aseguradora, entre los que cabría destacar:
• Campo 17.- Descripción del accidente, en la que se detallará la forma en la que se produjo el siniestro.
• Campo 18.- Intervención de Autoridades: espacio destinado para identificar, en su caso, a los agentes que hayan acudido con posterioridad al accidente y que puedan haber auxiliado en el siniestro, con reseña de su número de identificación profesional y Cuerpo al que pertenecen.
• Campo 22.- Otros vehículos intervinientes, además de los reseñados como A y B.
• Campo 23.- Daños a las cosas y animales.
• Campo 24.- Víctimas, con indicación de su nombre y apellidos, grado de parentesco, condición de la víctima, descripción de las lesiones y en su caso centro asistencial al que han sido evacuadas.
• Campo 25.- Observaciones.

OBLIGACIONES TRAS HABER SUFRIDO UN SINIESTRO:

Vienen desarrolladas en el art. 129.2 del RD 1428/2003, que entre otras establece “Todo usuario de la vía implicado en un accidente de circulación deberá, en la medida de lo posible:

” a.- Detenerse de forma que no cree un nuevo peligro para la circulación.
b.- Hacerse una idea de conjunto de las circunstancias y consecuencias del accidente, que le permita establecer un orden de preferencias, según la situación, respecto de las medidas a adoptar para garantizar la seguridad de la circulación, auxiliar a las víctimas, facilitar su identidad y colaborar con la autoridad o sus agentes.
[…]
f.- Comunicar, en todo caso, su identidad a otras personas implicadas en el accidente, si se lo pidiesen; cuando sólo se hubieran ocasionado daños materiales y alguna parte afectada no estuviere presente, tomar las medidas adecuadas para proporcionarle, cuanto antes, su nombre y dirección, bien directamente, bien en su defecto por intermedio de los agentes de la autoridad.
g.- Facilitar los datos del vehículo a otras personas implicadas en el accidente, si lo pidiesen.
De acuerdo con el artículo 65.4.q. del RD 339/1990, de 2 de marzo, por el que se aprueba el Texto Articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, se considera infracción grave el “no facilitar al Agente de la autoridad su identidad ni los datos del vehículo solicitados por los afectados en un accidente de circulación, estando implicado en el mismo”

CUANDO SE DEBE REQUERIR LA PRESENCIA POLICIAL Y SOLICITAR UN ATESTADO:

Son varias las situaciones que pueden hacer conveniente o necesaria la presencia policial, entre las que cabría destacar las siguientes:
• El accidente reviste gravedad.
• Existen lesionados con carácter aparentemente grave.
• Parece que el contrario trata de darse a la fuga.
• Se presupone que algún conductor puede encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas o drogas.
• Se han visto implicados más de dos vehículos (pueden confeccionarse varios partes amistosos, pero la posibilidad de cometer errores aumenta significativamente).
• El contrario se niega a identificarse debidamente.
• El contrario se niega a firmar la declaración amistosa, tras haberla completado debidamente.

Fuente:

Ángel Domínguez de Prado.
Diplomado en Criminología.
Oficial de la Sección de Atestados de la Policía Local de Salamanca

http://www.policialocalpuertodelacruz.com/

*Disponible para consultas el Diccionario jurídico