Interferencia en el etilómetro de precisión.

1939 Lecturas

El etilómetro de precisión, según su propio manual:

“…mide la concentración de alcohol contenida en el aire espirado por la persona sometida a la prueba.

El sistema de medición del alcohol, analiza la concentración de alcohol en un sensor de medida, con ayuda de la absorción de infrarrojos (IR). La atenuación de la radiación de infrarrojos por la muestra de aire espirado proporciona una indicación de la cantidad de alcohol contenida en la muestra.

Adicionalmente, para detectar la presencia de sustancias de interferencia y para controlar el sistema IR, se integra en el instrumento un segundo sistema analítico (compuesto por un sensor electroquímico).

El instrumento se adapta a la fisiología respiratoria de la persona sometida a la prueba, controla el proceso de exhalación y mide el volumen de exhalación….”

Pues bien, tras esta lectura que puede realizarse en el manual del etilómetro de precisión surge un problema que puede darse en ocasiones cuando el resultado es interferencia, es decir que no se arroja un resultado final en la prueba y se produce una invalidación de la misma.

Esto se debe a otras sustancias de interferencia que impiden mostrar un resultado final válido. Pero a pesar de ello, esto no impide que existe un resultado en cada una de las dos insuflaciones realizadas en cada prueba, el cual puede ser observado en el ticket con valor final de interferencia, no obstante su validez judicial deja demasiadas dudas a pesar de tener dos insuflaciones con resultado positivo, ya que es el resultado final del ticket el que se tiene en cuenta y en este caso sería error por interferencia. Por lo tanto, y aunque estos dos resultados de una prueba nos puedan indicar el grado de impregnación alcóholica del conductor, que pueden ser válidos como prueba para el adjunto de un atestado haciendo la mención correspondiente en el juzgado de ser el caso, debe entenderse una prueba no válida y deberá ser repetida.

Esto indica la importancia de que el conductor sometido no ingiera o inhale ningún tipo de sustancia antes o durante la realización de las pruebas para evitar que suceda el error de interferencia. Tampoco un conductor debe intentar falsear este resultado haciendo esta actitud pues podría cometer el delito de negativa a realizar las pruebas, añadido a su vez de la sintomología que pudiera presentarse.

Como se ha demostrado en diversas intervenciones, para evitar esto es necesario que el conductor sometido vuelva nuevamente a realizar la prueba transcurridos unos minutos para evitar, en la medida de lo posible, que la sustancia que hace la interferencia deje de ser tan notable. También se solicitará al conductor que realice nuevamente la prueba que introduzca más aire del lo normal, es decir tras completar los asteriscos de la pantalla debe continuar insuflando hasta que no tenga prácticamente más aire ya que con esto conseguimos mucha más cantidad de aire recogido con una diferente concentración y normalmente el etilómetro es capaz de arrojar un resultado final válido, como así se ha demostrado.

También se ha podido comprobar, en la mayoría de casos, que cuando se produce un error por interferencia resulta que el conductor inhala o ingiere algún tipo de medicamento o sustancia y a su vez insufla un volumen de aire muy bajo, que a pesar de ser suficiente para la realización de una prueba en un conductor normal, 1,4 litros por ejemplo, en caso de un resultado erróneo por interferencia no es suficiente para arrojar un resultado final válido.

De todas lo expuesto, que se queda un poco en lo indagado en la práctica real con etilómetro de precisión, estaremos a la espera de una respuesta del fabricante para que pueda indicar con más exactitud este tipo de error.

 

Mas información: En el videotutorial del etilómetro de precisión se hace mención a la lectura de los tickets y el valor medio de las pruebas.

 

Novedades
Test Online con clasificaciones
ATESTADOS Y DILIGENCIAS
CODIFICADOS
OPOSICIONES Y CONVOCATORIAS