¿Qué PC montar para la edición de fotografía y vídeo? 2017

43462 Lecturas

Debido a la importancia de un PC potente para el trabajo en general, en este artículo vamos a realizar unas ligeras indicaciones para aquellas personas que están interesadas en montar un ordenador para la edición fotográfica y de vídeo con los programas más destacados de la suite de Adobe, como Photoshop, Premiere o After Effects.

A nivel más profesional no debería estar realizándose un presupuesto ajustado, no obstante vamos a contemplar unas opciones en general para editar con soltura, teniendo en diversos aspectos una relación a precio/rendimiento.

Hay que partir de la base que para la edición de vídeo se necesitan máquinas muy potentes de miles de euros, no obstante vamos a centrarnos en procesadores más de uso personal los cuales pueden dar un rendimiento excepcional en edición a FullHD y ciertos proyectos a 4k no muy complejos. En cuanto a la edición de fotografías si la máquina está pensada para editar vídeo no habría mayor problema de potencia en este aspecto.


En referencia al procesador del sistema es de vital importancia contar con un CPU que tenga la capacidad de procesar gran cantidad de información y para ello necesitamos velocidad y núcleos.

imgres

Los sistemas más potentes para edición de vídeo son los Intel Xeon, pero el presupuesto sería excesivamente elevado y al que no se hará más referencia. Siendo más realistas y para un sistema lo más potente posible dentro de las opciones de usuario de consumo, debemos optar con un procesador Ryzen o Intel I7, según el socket nos vamos a precios de más de 200 hasta más de los 1.000 euros. Una opción sensata sería procesadores al menos de 4 núcleos  y 8 hilos, pero la recomendación es optar ya por los 8 núcleos y 16 hilos.


PROCESADORES RYZEN

Debido a la entrada de los procesadores RYZEN de AMD en el sector, hay que destacarlos por su potencia en relación a su precio. Ahora la potencia por núcleo de Ryzen comparado con los antiguos FX es muy superior, entorno a un 40%.

La primera versión de Ryzen se muestra en distintos formatos, siendo el más interesante la gama 7, el modelo 1700 muy por encima de la versión 1700X o de la versión 1800X a efectos de ahorro, ya que la poca potencia a mayores no compensa el desembolso teniendo además los mismos núcleos e hilos. Esto quiere decir, que el procesador Ryzen 7 1700 es el que mejor relación calidad precio tiene a fecha de escribir esta actualización. Además el consumo en estos procesadores está muy equilibrado y ya no hay el derroche de vatios que había en las anteriores versiones.

El procesador AMD Ryzen 1700 cuenta con 8 núcleos y 16 hilos y su precio está en torno a los 340 euros, teniendo un rendimiento extraordinario en tareas multihilo. Por ejemplo, en Cinebench R15 obtiene una puntuación de más del doble un AMD FX 3850 y más del 50% de rendimiento que un Core I7 7700. En otras pruebas de rendimiento en edición de video sale gratamente parado, que es justamente lo que más nos interesa en este artículo.

Cabe destacar que al ser una primera versión de esta nueva gama de procesadores falta cierto “pulido”. Los fabricantes a día de hoy están actualizando sus BIOS para mejor compatibilidad y rendimiento con memorias y otras mejores clave del procesador. Por otro lado, su overclocking es muy bajo en todas las versiones, pero como hablaremos más adelante, es algo que no debe preocuparnos.

Además la nueva plataforma de AM4 de AMD usa las nuevas memorias DDR4 más rápidas y hasta 64 Gb -atención a la hora de elegir la placa base ya que algunas soportan menos por construcción-, algo que nos puede resultar muy interesante para su ampliación en el futuro.

También tenemos la opción de irnos a gamas Ryzen con menos núcleos pero muy válidos para la edición de vídeo a precios muy ajustados.  Los modelos Ryzen 5 1600, que valen sobre 100 euros menos que los 1700, cuentan con 6 núcleos y 12 hilos. Las versiones inferiores de Ryzen no nos interesan, puesto que el ahorro es poco significativo teniendo en cuenta la pérdida de rendimiento que tendremos para las tareas de edición.

Por lo tanto, ahora mismo y teniendo en cuenta prestaciones/precio el procesador más compensado de todos los existentes en el mercado para edición de vídeo es el AMD RYZEN 7 1700.

 


PROCESADORES AMD FX

¿Se puede editar vídeo con procesadores AMD FX? Por supuesto, aunque muchas personas manifiestan que la edición de vídeo con sistemas AMD no es fluida o incluso posible, nada más lejos de la realidad. En el caso de los procesadores AMD hay que tener varias cosas en cuenta. Primeramente para usar procesadores AMD para edición de vídeo es recomendable usar la serie FX38XX que es la que incorpora nuevos juegos de instrucciones -que ya tienen los procesadores Intel que favorecen la potencia en edición, están mejor optimizados y tienen una buena frecuencia a 8 núcleos -aunque no son autónomos completamente-. Con un procesador AMD FX3850 se puede procesar vídeo con soltura. De hecho la distancia de un procesador I7 de la serie 3 no distaría mucho en rapidez a estos procesadores y un Intel i7 9XX sería mucho más lento, estaría en torno a la velocidad de un FX 63XX, por lo tanto estos procesadores Intel descatalogados es mejor no adquirirlos de segunda mano. En cuanto a las series FX39XX son series “subidas de vueltas” que no interesan demasiado por el alto calor y consumo que generan.


PROCESADORES INTEL

Intel tiene grandes procesadores para edición de vídeo, pero siempre y cuando hablemos de la gama I7. En cuanto a los procesadores I5 estos tienen menos número de núcleos, a pesar de tener buena potencia por núcleo en la edición de vídeo cuantos más núcleos mejor.

El modelo I7 7700k es un procesador muy potente que lleva en su interior 4 hilos y 8 núcleos, va a una frecuencia más elevada que los procesadores Ryzen y además permiten un buen overclocking. Estos procesadores serían más recomendables para juegos que para edición -en juegos de momento es raro que se usen todos los núcleos y al tener más velocidad van mejor en general-  y no porque en edición de vídeo sean lentos, son más rápidos que los FX, sino porque teniendo la opción de Ryzen 1700 por un precio similar ya no compensan por tener la mitad de núcleos.

El procesador I7 6800k tiene un rendimiento muy bueno en edición de vídeo gracias a sus 6 núcleos y 12 hilos, pero el precio se eleva superando los 400 euros y en cuanto al procesador I7 6900k que cuenta con 8 núcleos y 16 hilos a una buena frecuencia con un rendimiento excepcional en edición pero para ello hay que desembolsar más de 1.000 euros, una cantidad con la que prácticamente podríamos montar un PC con potencia similar bajo Ryzen.

 


SOBRE EL OVERCLOCKING 

Esta técnica consiste en subir la velocidad de los procesadores. En general los procesadores pueden subirse más allá de su frecuencia estipulada por el fabricante, ya que muchos se construyen en una misma base y según aguanten ciertas pruebas se bajan de frecuencia. El overclocking depende mucho de la placa base, que sea de calidad y el propio CPU, que sea de una serie que aguante dicha subida sin problemas. Algunos fabricantes venden sus procesadores desbloqueados para que el propio usuario experimente, pero lógicamente sin garantías de ningún tipo.

En cuanto a los procesadores Intel se puede hacer overclocking a la serie “K” que son ligeramente más caras que las series normales, consiguiendo mayor velocidad y por consiguiente potencia de cálculo. Si no es excesiva la subida y tiene una buena refrigeración no debería haber mayor inconveniente.

Los procesadores Ryzen suben muy pocos cientos de Mhz. Se podría pensar que subir 8 núcleos es más complicado que subir 4 y es cierto, pero a pesar de las series más bajas de Ryzen y con menos núcleos, sigue siendo un dilema subirlos al nivel que subían los antiguos FX y esto da a pensar que se trata de su propia estructura. Todos los Ryzen están desbloqueados, lo que llevan la X en su denominación permiten un overclocking automático según la temperatura del propio microprocesador. Sinceramente no me parece compensado el elevado incremento de precio por algo que el propio usuario puede hacer manualmente desde la BIOS.

En cuanto a procesadores AMD FX, de entrada son excesivamente calientes y lo más recomendable es instalar un sistema de refrigeración líquida y al contrario que “subirlos” sería recomendable incluso bajar el voltaje del propio procesador trabajando a la frecuencia de serie, porque básicamente en modo automático desde la BIOS suelen estar sobrealimentados, con el consecuente aumento de temperatura. A pesar de que pueden aguantar un overclocking interesante y suelen venir desbloqueados hay que tener en cuenta que la edición de vídeo puede mantener al procesador trabajando al 100% y con ello podemos estar sobrecalentando también las fases de la propia placa base y entrar en diversos problemas.

Muchos usuarios suben un procesador de 4 Ghz a 4,5 Ghz y se mantienen en temperaturas estables (menos de 70 grados máximo) y aprovechan más potencia de cálculo. Ahora bien, es preferible no hacer overclocking cuando podemos trabajar con cierta soltura en programas como Premiere, debido a que el procesador está expuesto a un trabajo que a veces puede ser muy intenso y durante muchas horas, lo que acorta incluso la vida útil del mismo.

Por lo tanto, la recomendación inicial es no hacer overclocking y mantener el ordenador lo más fresco posible. Sería interesante hacer overclocking si la potencia se está empezando a quedar corta y contamos con una buena refrigeración en el procesador con una placa base de calidad. Todo ello después de que se hayan realizado pruebas de estabilidad con programas como prime95 durante varias horas, para garantizar la estabilidad del sistema, que en el fondo es lo más importante y sobre todo en edición de vídeo ya que estos programas son sensibles a pequeños problemas de hardware o drivers, o la manipulación de estos parámetros pueden provocar que el CPU no está rindiendo lo que debiera o el equipo va lento sin motivo aparente, terminando con cierres inesperados o consiguiendo fallos en las exportaciones de nuestras creaciones.

Si quieres hacer overclocking necesitarás una dosis de paciencia. Requiere que subas frecuencias y voltaje porque si algo va a ir más rápido va a necesitar “alimentarse” más. Subiendo el voltaje subirá el consumo general y con ello se generará más calor. Para hacer overclocking es recomendable que busques tu procesador en Internet y te adentres en foros de usuarios para leer y compartir experiencias, y sobre todo consejos.


LA PLACA BASE

La placa base es un elemento fundamental. Sin entrar en especificar ninguna, hay que prestar atención al chipset que lleva teniendo en cuenta que las tecnologías cambian constantemente. En todo caso la placa base debe estar preparada para al menos SATA 3 con varios conectores, es decir estar preparada para la conexión a dispositivos que puedan transferir a 6 Gb/s. Totalmente imprescindible para evitar cuellos de botella. La placa base también debe permitir una expansión mínima de memoria RAM hasta los 32 gigabytes, recomendable hasta los 64. Si la placa base no admite más que 16 Gigabytes ya nos hacemos una idea del chipset o fabricación que lleva y que no sería la más adecuada para edición de vídeo.

No es recomendable la instalación de placas base baratas, porque además de no contar con los últimos chipset del mercado, los cuales son vitales para el control de otro hardware y gestión del mismo, adolecen de conexiones y no están suficientemente refrigeradas. Además que su precio no es excesivo en relación a otros componentes del equipo.

No siempre tiene que elegirse el chipset de más alta gama, es preferible adquirir una placa con una buena construcción y tener un chipset que brinde unas opciones más que suficientes para el equipo que queremos montar. Algunos chipset permiten SLI y alguna mejora con respecto a su versión inferior pero si no vamos a sacar provecho de ello es mejor invertir el dinero en una placa de un fabricante de reputación que además de los materiales que emplea en la misma, la construcción y la refrigeración, actualice con más asiduidad su BIOS y drivers.

 


MEMORIA RAM

En cuanto a la memoria RAM la cantidad recomendable debe ser 32 gigabytes. Dependiendo del proyecto que se vaya a realizar con 16 gigabytes podemos manejarnos con soltura, pero la memoria RAM es uno de los puntos más importantes en la edición de vídeo por el constante flujo de datos.

La memoria RAM se ocupa rapidamente a pesar de que nuestro proyecto no sea muy grande. Cuando se trabaja en un proyecto complejo vemos como la RAM sube rápidamente a su ocupación casi total, dejando algo para el resto del PC. Pasar de 16 gigabytes a 32 puede aumentarse en algunos casos una velocidad del 50%. La velocidad de las propias memorias debería ser la máxima permitida por la placa, de ahí nuevamente a la importancia de la inversión en una placa base de calidad.

La compra de un nuevo equipo ya implica DDR4 que son más rápidas que las antiguas DDR3. El precio de la memoria RAM va muy influenciado por su velocidad y aquí dependerá lo que tengamos pensado desenvolsar para este hardware. Pero antes de comprar memoria RAM es importante consultar cual es la que admite nuestra placa, que modelos son los compatibles y que velocidad máxima podremos instalar para no llevarnos sorpresas. De nada vale comprar memoria muy rápida si nuestra placa no la va a aprovechar.


LOS DISCOS DUROS

Los discos duros deberán ser al menos tres, dependiendo si queremos hacer RAID podremos instalar más, algo que puede interesarnos. Dos discos duros deben ser SSD que trabajen a 6 Gb/s para tener una velocidad de datos en lectura y escritura en torno a los 500 Mb/s. Aquí también podemos tener el problema de discos SSD baratos, que pueden leer a 500 Mb/s pero escribir a la mitad de velocidad, lo cual nos puede generar ralentizaciones.

ssd

Lo más compensado sería usar discos SSD de 500 Gigabytes de capacidad, una marca fiable y con calidad es Samsung con su gama PRO, incluso la gama EVO da un resultado excelente. Por un lado son más rápidos generalmente que los de menor velocidad, el precio se ha desplomado y además el espacio nos va a resultar necesario. Por otro lado tendremos que tener discos duros sólidos para guardar la gran cantidad de información que ocupa el vídeo y sobre todo para hacer copias de seguridad de nuestro trabajo.

El sistema operativo y los programas de edición deben estar en el mismo disco SSD principal. Con ello vamos a conseguir una rápida carga de todo el sistema y una fluidez general. No obstante, una vez cargado el sistema y los programas la eficacia del SSD ya no es tan vital. Por ello, deberíamos contar con otro disco SSD para almacenamiento de caché de las previsualizaciones propias y archivos de apoyo del proyecto. A su vez es necesario también un disco duro HDD de 2 ó 3 Terabytes de al menos 7200 revoluciones por minuto, para el material de vídeo que vayamos a editar, esto incluso fotos y sonido, que normalmente tiene mucho peso. Además estos discos duros nos sirven para almacenar las copias. La ventaja de su uso es su alta capacidad en cuanto a precio. Lógicamente también pueden ser sustituidos por discos SSD pero si queremos tener una unidad de copias de seguridad estaremos pagando más por menos capacidad no siendo imprescindible.

A partir de que queramos montar más discos duros con la consecuencia velocidad de datos, más de 4 discos duros, podemos empezar montando sistemas en RAID y así tendríamos un disco duro con el sistema operativo y los programas y el sistema RAID con los discos duros conectados con todo lo demás. Esto debe configurarse posteriormente en las preferencias del programa.

Aunque existen distintas formas de colocación de los discos duros, Adobe hace las propias recomendaciones para el uso de sus programas.


TARJETA GRÁFICA

La tarjeta gráfica ha sido el debate en multitud de foros, ¿Cuál es mejor?

375584-nvidia-geforce-gtx-titan

Programas como Adobe Premiere no pueden editar fluido en tiempo real sin el apoyo de la tarjeta gráfica. Para empezar la tarjeta gráfica tiene un procesador muy potente con miles de millones de transistores, nada que envidiar a un CPU. En cuanto a tarjeta gráfica Nvidia usa para la aceleración los CUDA, que cuantos más CUDAs tenga la propia tarjeta gráfica en principio debería acelerar más, no obstante esto tampoco es así ya que entra en juego el ancho de banda de memoria y la velocidad de la misma.

Las diferencias en una tarjeta gráfica y otra no son tan abismales como su precio. Una tarjeta gráfica como una Nvidia 1080 GTX da un apoyo importante al vídeo, no obstante su precio se dispara .

Adobe certifica una serie de tarjetas gráficas para que aceleren los procesos. Esto no significa que las tarjetas gráficas no certificadas que tengan CUDA no puedan acelerarlo, lo que sucede que Adobe pasa unas pruebas muy exhaustivas y solo certifica aquellas tarjetas que considera más aptas. En todo caso modificando un simple fichero .txt de la carpeta del programa podremos hacer uso de la aceleración por hardware con cualquier tarjeta Nvidia que tenga al menos 1 Gigabyte de memoria de vídeo y aceleración 3D. Es recomendable que si trabajamos en FullHD dispongamos de 2 Gigabytes y en 4k de 4 Gigabytes al menos.

Hoy en día no va a existir mucho problema con estos requisitos. En general la mayoría de tarjetas gráficas incorporan al menos 2 Gigabytes de GDDR5 de vídeo (con GDDR3 se notará mucha menos aceleración) y un buen ancho de banda. Cuanto más ancho de banda mejor.

Lo más recomendable sería irse a una serie GTX 600 para arriba -de segunda mano hay muchas opciones económicas-, sin obviar las tarjetas AMD que algunas también están certificadas por Adobe aunque no usan CUDA. Ello no debe suponer un incremento excesivo del precio porque por ejemplo la GTX 750 Ti hace una ayuda importante de aceleración a un precio económico sin que exista una diferencia muy notoria con una GTX 970 que vale más del doble. Aunque si se buscase lo más potente en apoyo por GPU en edición de vídeo en Premiere, una Titán o una GTX 780 sería lo más rápido, incluso más que la GTX 980. Podemos optar por gamas altas del tipo GTX 1080 pero el incremento de aceleración no nos compensará ese gasto de dinero. Debemos de pensar que la velocidad va en el conjunto del equipo no solo en una parte del mismo.


FUENTE DE ALIMENTACIÓN

En cuanto a la fuente de alimentación dependerá mucho de la tarjeta gráfica que finalmente vayamos a montar, ya que es de los componentes que más consumen en un PC. Las últimas series de tarjeta de Nvidia tienen un consumo mucho menor a las anteriores. En todo caso con 750 W de potencia en una fuente de calidad aseguramos la energía de todo el equipo, incluso con menos. No se debe escatimar en una fuente de alimentación en cuanto a precio, ya que una cosa son los W que refleja y otros los W reales que puede administrar, por ello existen las certificaciones 80 PLUS que garantizan al menos el 80% de la eficiencia energética, debiendo ser al menos certificada en este extremo.

80plusCertificados


LA TORRE Y VENTILADORES

La caja o torre es otro elemento importante. Lo ideal es que sea amplia aunque hay usuarios que prefieren torres más pequeñas. En todo caso sería recomendable la correcta instalación de ventiladores para permitir un flujo de aire correcto.

Los ventiladores deben ser también de cierta calidad y que muevan un caudal de aire importante de esta manera teniéndolos a más bajas vueltas conseguimos un caudal suficiente y menos ruido. Es recomendable también que lleven rodamientos.

Un ventilador en la parte frontal de la caja metiendo aire, un ventilador en el lateral de la caja también metiendo aire y dos ventiladores superiores quitando aire, a su vez otro ventilador trasero quitando aire, que este normalmente puede ser el propio del sistema de refrigeración líquida del CPU. Si la ventilación es por aire, puede añadirse este ventilador trasero quitando aire.

B__MG_8156.jpg

Lógicamente el sistema de ventilación puede adaptarse según las dimensiones de la caja. Lo importante es que unos ventiladores metan aire frío y otros expulsen el aire caliente. Si el circuito no se hace correctamente podemos tener masas de aire caliente dentro de la caja y eso supone un calentamiento global de todos los componentes.

¿Como controlamos los ventiladores? Una opción es tener instaladas sondas de temperatura dentro de la caja para ver en un panel que calor hay en ese momento. De todas formas, los componentes como CPU, Tarjeta gráfica, discos duros, placa base… incorporan sensores de temperaturas. Existen muchos programas para hacer lectura de los sensores de temperatura, incluso desde la propia Bios podemos verlas.

Un programa como HWinfo64 puede aportarnos información completa de todas las temperaturas. Esto nos sirve para ajustar los ventiladores de la caja y observan cual es la forma más adecuada de ponerlos para que exista un flujo de aire más eficaz.

Es recomendable también controlar los ventiladores. Pueden dejarse a su potencia nominal pero eso nos va a causar ruidos molestos porque a pesar de usar ventiladores de alta calidad y silenciosos el flujo de aire existe. Por ello y dependiendo de las temperaturas que tengamos podemos hacer un control de ventiladores por software con programas como SpeedFan. Es necesario instalar los ventiladores en la placa base para poder automatizarlos por este software y dependiendo la temperatura que exista en un componente que puedan girar a ciertas revoluciones. Otra opción es instalar paneles frontales.


EL MONITOR

El monitor es muy importante. Lo mínimo es contar con un monitor FullHD de formato 16:9 y de mayor dimensión posible, aunque en el uso de programas de edición de vídeo y por su composición de ventanas, un monitor con formato 21:9 nos va a dar un margen de visión extra manteniendo la altura de 1080 píxeles. También puede hacerse uso de dos monitores para facilitar el trabajo, en uno se puede ver el vídeo que se está editando y en otro el manejo de la línea de tiempo, efectos o archivos.

Lo que es necesario es el espacio visual que vamos a necesitar. Un programa de edición tiene menús y ventanas que estarán distribuidas por toda la ventana a nuestro gusto. Toda esa información debe estar visible y la pre visualización del proyecto debe verse en amplitud y no en una ventana pequeña. Por tanto si contamos con monitores grandes nos será más cómodo trabajar. Si editamos en 4k debemos pensar en el desembolso de un monitor 4k pues no tendría sentido editar a una resolución FHD.

image27


Debe interpretarse un poco este artículo a una introducción a el montaje de un PC para edición de vídeo en software Adobe, que es uno de los más destacados del mercado. Existe muchas características técnicas que sería difícil exponer en un solo artículo por la complejidad de explicarlas en pocas líneas, por lo que se ha intentado dar unas pinceladas genéricas.

 

 

 

 

Compartir archivos con otros usuarios

Novedades
Test Online con clasificaciones
ATESTADOS Y DILIGENCIAS
CODIFICADOS
OPOSICIONES Y CONVOCATORIAS